Domingo, 30 Abril 2017 | Login

Vivir la literatura

En el curso 2005/2006, en el instituto al que esta profesora fue destinada y en el que se desarrolla esta experiencia, existía una evidente falta de promoción de actividades culturales y literarias, tanto académicas como complementarias: en el centro no existía ningún certamen literario, los alumnos no conocían ni participaban generalmente en otros certámenes o concursos, muy esporádicamente se organizaban encuentros con algún autor, no había una programación coordinada y coherente de lecturas, los alumnos no estaban acostumbrados a redactar textos de creación literaria, excepto alguna redacción esporádica,  etc.

De esta forma, había un  grupo numeroso de alumnos que rechazaba abiertamente las actividades de lectura y escritura y otro que las recibía con entusiasmo y se implicaba en ellas (muchos de estos alumnos leían habitualmente y escribían muy bien).

La estrategia seguida en mis clases y las de otros compañeros fue ir motivando poco a poco a los alumnos en la lectura de obras literarias propias de su edad y nivel, ofrecerles guías de lectura que facilitaran el trabajo de comprensión y expresión y valorarles este esfuerzo en los criterios de evaluación. La redacción de textos a partir de una propuesta concreta se fue desarrollando en paralelo. Por supuesto que los resultados no fueron inmediatos, pero sí fueron significativos a largo plazo. Además, la programación de lecturas se generalizó en años siguientes en el departamento de Lengua y Literatura.

Los objetivos específicos planteados a corto y largo plazo han sido potenciar la competencia lingüística y las capacidades  imaginativas y lúdicas del alumno, esenciales en su formación integral.

En relación con la creación literaria

  • Acercar a los alumnos a la creación literaria como experiencia artística y personal.
  • Motivar la creación artística, especialmente la poesía: leer, comprender, recitar los poemas de los autores propuestos.
  • Buscar y seleccionar la información.
  • Asimilar la información para crear un nuevo texto.
  • Desarrollar la creatividad en la escritura y en la expresión plástica.
  • Descubrir el valor lúdico de la palabra y de la creación artística.
  • Complementar la expresión verbal con la expresión plástica.

En relación a la vivencia literaria

  • Recitar poemas de autor y poemas propios (variaciones sobre el modelo propuesto).
  • Iniciarse en la dicción y recitación de poemas.
  • Transmitir emoción e intensidad al poema en la recitación en público.
  • Dar sentido a las palabras al decirlas a los demás, para transmitir sentimiento y despertar emoción.
  • Experimentar emoción y sentimiento a través de la creación poética propia y/o ajena.
  • Despertar la sensibilidad artística y el deseo de creación.
  • Jugar con los poemas propuestos: quitar, poner, alterar, imitar…, para crear un texto nuevo.
  • Crear poemas a partir de una propuesta de escritura concreta (previo acercamiento al autor y su obra).
  • Descubrir el yo poético propio a partir del análisis, comentario y “manipulación” de poemas ajenos.
  • Dialogar con los autores y escuchar sus opiniones y vivencias literarias.
  • Preguntar al autor cuestiones que importan sobre la literatura, su obra literaria y su experiencia creadora.

Ver buena práctica completa

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información

x

Información MEP

Déjanos tu email y te escribiremos para comunicarte los eventos que organizamos.