Martes, 18 Diciembre 2018 | Login
Administrador MEP

Administrador MEP

Por Adrián Arcos. ENIAC

Durante un seminario de formación del profesorado, Ana Hernández y otros compañeros del centro se dieron cuenta de que, en ese momento, estaban enseñando a sus alumnos contenidos correspondientes a un mismo periodo histórico. “Si yo hablo del siglo XIX a nivel artístico, y tú hablas del siglo XIX a nivel geográfico e histórico, ¿por qué no hacemos una clase compartida?”, preguntó la profesora a su compañera de Historia. Así es como surgió la idea de crear un programa de codocencia en el IES “Julio Verne” de Leganés (Madrid). Ana Hernández es profesora de Dibujo y jefa de Estudios de este instituto público y nos cuenta cómo se fraguó el proyecto.

¿Tomasteis como modelo el Colegio “Padre Piquer” de Madrid o los jesuitas catalanes?

Yo ese modelo lo conocía, pero nunca había profundizado tanto. La verdad es que ha sido algo mucho más anecdótico, sobre todo porque los mismos compañeros de Infantil y Primaria nos decían que ellos siempre han trabajado así. Parece que en Secundaria es el momento en que decimos a los niños: “Lo que has hecho hasta ahora es un juego, pero ahora viene lo serio, así que no te muevas, no participes, no intervengas…”. Parece como si ese elemento lúdico y motivador tuviera que quedar fuera en la ESO. Yo no creo que haya que estar continuamente haciendo una yincana educativa, porque supone una sobreestimulación artificial, pero ¿por qué no ir a clase con ganas, motivado y contento? Además, me parece hipócrita que nos exijan a los profesores que impulsemos el trabajo en equipo entre nuestros alumnos, pero ¿trabajamos en equipo los profesores? ¿Cómo vas a enseñar a trabajar en equipo cuando no lo hacemos nosotros mismos como docentes?

¿Puede llegar a resultar caótica una clase con tantos alumnos y varios profesores a la vez?

Lo que realmente produce caos a los propios alumnos es enseñarles las materias de forma aislada. Los alumnos nos cuentan que no pensaban que las asignaturas estaban conectadas. ¿Cómo es posible que con 16 años se piense que la vida son parcelas? Tú no puedes entender la economía, la historia, la sociedad, la lengua o las manifestaciones artísticas como asignaturas aisladas. Nos decían algunos alumnos que el examen de Historia lo habían hecho mejor precisamente porque recordaban cosas que les comentaron las profes de Lengua o la de Biología.

¿Pero es fácil de llevar una clase tan grande?

Es verdad que tenemos clases de hasta 51 alumnos y al principio sí que pensábamos que podía generar lío, pero los alumnos ya entraban en clase con el factor sorpresa, y ahí ya se rompe con lo predecible. Por ejemplo, en una clase la profesora de Historia explica un tema junto a la de Inglés. Y a otro lado estamos la de Literatura y yo (de Dibujo) con otro grupo de alumnos. Cuando terminamos ambas partes, los chicos se unen y se cuentan lo que han aprendido. Ellos toman parte activa y participan, y luego elaboran un mapa conceptual donde anotan los conceptos más importantes. Al final la clase la hacen ellos mismos, porque nosotros nos retiramos mientras ellos se explican los temas. Ellos argumentan lo que han entendido y nosotros solo intervenimos para corregir algún error, pero aún así, ellos mismos se van corrigiendo.

¿En qué cursos se ha puesto en marcha este proyecto?

Decidimos hacerlo con los chicos de 4º de la ESO porque, ya en septiembre, nos dimos cuenta que era un curso bastante desmotivado, así que vimos la oportunidad de probar y ponerlo en marcha porque no queríamos perder a estos chicos de 16 años. Este año lo hemos hecho de forma más experimental, pero tras los resultados obtenidos, nuestro propósito es extenderlo el próximo año a más horas y a más cursos.

¿No daba miedo experimentar?

Yo creo que con la codocencia se experimenta lo justo, porque realmente estamos cubriendo lo que nos dicen los currículos y, además, los alumnos están motivados y obtienen buenos resultados.

¿Están contentos los padres?

Nos han escrito muchos correos electrónicos y han venido a vernos. Incluso nos han escrito padres de chicos que no están en estos grupos, porque quieren que iniciemos este proyecto con sus hijos. Incluso niños de Primaria ya quieren venir a nuestro instituto y se lo han dicho a sus hermanos que están aquí.

¿Cómo os ponéis de acuerdo con respecto al tema?

Todos los profesores nos reunimos antes de la clase, vemos las programaciones de cada uno y trabajamos juntos para conectarlas.

¿Presenta alguna dificultad para el profesorado?

Esta actividad es completamente voluntaria, así que la dificultad es que te encuentres a compañeros que quieran hacerlo. En nuestro caso no hubo ningún problema, porque todos los profesores éramos conscientes de que este 4º de la ESO estaba abocado al fracaso, y por eso decidimos innovar.

¿Se ha notado en las notas?

Han subido las notas, la motivación, las ganas de aprender y, sobre todo, las ganas de trabajar en equipo. En cualquier otra clase, los alumnos se echan a temblar cuando les proponemos trabajar en equipo porque lo primero que piensan es  que uno va a trabajar mucho, tres no van a hacer nada, y al final todos van a tener la misma nota. Pero en nuestra clase aprenden a argumentar, a implicarse, a respetar las opiniones de los demás, a trabajar cada uno desde sus posibilidades… Y, además, no les da vergüenza preguntar. No es como una clase tradicional donde temen quedar en ridículo por hacer alguna pregunta. Es mucho más dinámico.

¿Choca con los currículos establecidos en la Lomce?

La Lomce, en este caso, deja muy en manos del profe los conceptos que hay que enseñar. En este sentido sí que favorece el trabajo multidisciplinar. También es verdad que por hacer una clase así no se deja de dar contenido, sino todo lo contrario, se da mucho más.

¿Cómo se evalúa?

Si tú asumes un trabajo colaborativo y en grupo, no se puede evaluar de forma tradicional. Nosotros lo que hacemos es evaluar cada uno desde nuestra propia asignatura, pero también realizamos una evaluación interdepartamental.

¿Sirve para cualquier curso?

Para cualquier curso y para cualquier disciplina. Cualquier contenido es susceptible de relacionarse con otros.

¿Incluso en Bachillerato?

En el Bachillerato Internacional se trabaja así, e incluso en 2º de Bachillerato que lleva a la EVAU. Y las notas en esos institutos son excelentes.

Publicado por ENIAC. Espacio de pensamiento e innovación educativa. Grupo Siena

La última entrega del Informe PISA volvía a tirar de las orejas al sistema educativo español. En este caso, por la poca capacidad de nuestros docentes para trabajar en equipo, en comparación con los resultados obtenidos por otros países de la OCDE. Es verdad que los profesores tienen que enfrentarse a problemas actuales como la necesidad de formación, falta de autoridad, cambio de rol ante las nuevas tecnologías o conflictos de convivencia. Sin embargo, en aquellos centros donde existe una gran colaboración entre docentes, se produce una mayor motivación de esos mismos docentes que después se refleja en los resultados de sus alumnos.

Prueba de ello es el IES “Julio Verne” de Leganés (Madrid), un centro público en el que algunos profesores notaron ya a principios de curso la desmotivación de sus alumnos de 4º de ESO. Ante esta situación, decidieron actuar trabajando ellos mismos en equipo, preparando las clases conjuntamente e impartiéndolas de forma compartida a sus alumnos. El objetivo era romper con la rutina de clase, captar la atención de los chicos y crear un espacio en el que todos pudieran participar y aprender los unos de los otros. Y lo han conseguido. De un curso que estaba abocado al fracaso, se ha pasado a una clase dinámica, con alumnos motivados y que han mejorado notablemente sus notas.

Además de los buenos resultados académicos de los alumnos, esta metodología tiene una serie de beneficios colaterales, y en el IES “Julio Verne” los han comprobado bien. Los propios docentes han vivido esa mayor motivación de la que hablábamos al principio, precisamente por impulsar el trabajo en equipo entre ellos mismos. “Cuando un grupo de profes nos reunimos para hablar de una clase, y vemos los temas de cada asignatura, charlamos, planificamos y conectamos nuestros contenidos estamos aprendiendo los unos de los otros”, asegura Ana Hernández.

Y por otra parte están los beneficios para los alumnos que van más allá de las notas finales. “Todos se sienten integrados, los más potentes tiran de los más atrasados, y estos a la vez quieren demostrar que ellos también lo han entendido y que pueden ponerse a su altura, con lo cual al final todos se compensan. La calificación es fundamental, pero esos chicos que ya lo daban todo por perdido, de repente sienten que son útiles, y eso sí que es un logro”, explica Hernández.

Mejora de la convivencia

Y, a nivel de convivencia, esos mismos alumnos eliminan prejuicios que tenían sobre algunos de sus compañeros. Y aquellos más tímidos aprenden a no sentir vergüenza al hacer alguna pregunta en clase. “Sin hacer nada extraordinario, sin exigir unos recursos brutales ni tener que ser obligatoriamente un centro privado, hemos conseguido unos resultados increíbles”, asegura la profesora del “Julio Verne”.

Aunque esta iniciativa del IES “Julio Verne” no es nueva, sí que existe una cierta novedad en cuanto a que se pone en práctica en Secundaria y en un centro educativo público. Hay colegios que llevan décadas poniéndolo en práctica, pero suelen ser privados o concertados. Y también debemos recordar que esta metodología es más común en Primaria, una etapa donde es más fácil innovar y donde sí que podemos encontrar a varios maestros dando clase a la vez a un mismo grupo de alumnos.

Dentro de la enseñanza concertada, uno de los colegios más famosos que ha puesto en práctica la codocencia es la Escola Sadako, en Barcelona. Es un edificio con espacios diáfanos, transparentes, abiertos… un centro que ha renunciado a los libros de texto y al papel en general y que, a partir de 5º de Primaria, trabaja en entornos digitales. De hecho, es uno de los centros recogidos dentro del informe Prepara tu escuela para sociedad digital, elaborado por Fundación Telefónica, una recopilación de proyectos y centros que destacan por su innovación y su apuesta por la transformación educativa. Al entrar en una clase de “Sadako” vemos ratios de 50 alumnos en un concertado de un barrio barcelonés habitado por familias de clase media-alta. La respuesta está precisamente en la codocencia. Desde hace tiempo, algunos cursos cuentan con dos o tres profesores por aula. “Sadako” tomó la idea del Colegio “Montserrat”, otro icono de la modernidad metodológica en Cataluña, así como de los centros jesuitas, entre ellos el “Padre Piquer” de Madrid. El intercambio de buenas prácticas con colegios punteros es bastante común en el centro. De hecho, varios profesores visitan regularmente instituciones educativas transformadoras en busca de inspiración. Y, por supuesto, el “Sadako” invita a conocerlo a todo el que quiera.

Aulas cooperativas multitarea

Y, por supuesto, no podemos dejar de hablar del Colegio “Padre Piquer” de Madrid. Hace 15 años que puso en marcha sus aulas cooperativas multitarea, que hoy inspiran a centros de todo el país, y que implican, entre otras cosas, trabajar sin asignaturas o con varios profesores a la vez para garantizar una Educación de calidad. La atención a la diversidad es el germen de esas aulas cooperativas multitarea. “Nuestras clases tienen una diversidad buscada y a principios del siglo vimos que un solo profesor en el aula no podía hacer frente a nuestra heterogeneidad porque es incapaz de trabajar con todos y cada uno de sus alumnos”, explica su director, Ángel Serrano.

“Nuestro objetivo es dedicarnos a las personas que más lo necesitan, pero dedicarnos a todas, no tener que elegir, y con un solo profesor en el aula todos los días teníamos que elegir a quién le dábamos clase”. Por eso decidieron romper el sistema que proponen las leyes educativas, basado a su juicio en la exclusión en cuanto a sacar al alumno de su clase.

Para crear estas aulas “cogemos todos los recursos que da la Administración, porque tampoco tenemos más, en apoyos, refuerzos y diversificación, y los metemos todo dentro de un aula juntando dos secciones en el mismo espacio –tirando tabiques–, haciendo grupos mayores –de 60 alumnos– con dos o tres profesores constantemente en el aula”, asegura Ángel Serrano. En las aulas no se trabaja por asignaturas, sino por ámbitos, y se cruzan todos los currículos para crear uno único. Todo esto se organiza a través de unidades de aprendizaje.

Tras 13 años desde su implantación, el colegio tiene un 85% de éxito escolar, y ahora desde allí observan cómo se ha trasladado a otros centro de todo tipo.

MÁS INFORMACIÓN

El sábado 17 de marzo de 2018,  de 10:30 a 17:00, 5ª sesión de ART THINKING! en la Institución Libre de Enseñanza (ILE) (Fundación Francisco Giner)
Paseo del General Martínez Campos, 14
28010 Madrid

Toña Medina y Christian Fernández Mirón forman Buque Bólido, proyecto con el que experimentan en torno al arte y la educación, desarrollando actividades especialmente pensadas para niños, familias y jóvenes. Provenientes de ámbitos de creación diversos (arte sonoro, radio, performance, audiovisuales o música), han generado un espectáculo interactivo.

Con Luces, cámara, canción, un taller de video-creación musical,diseñado y desarrollado por el colectivo Buque Bólido (Toña Medina y Christian Fernández Mirón) con los estudiantes de segundo de primaria del CEIP Emilia Pardo Bazán.  Nos contarán cómo lo hicieron y cómo podemos trabajar nosotros el arte sonoro en el aula para cualquier asignatura y de manera contemporánea. 

Se apaga la luz y se enciende la pizarra electrónica. Paz busca un nombre en YouTube y lo activa. Una voz susurra: «Luces, cámara, canción» y, acto seguido, una mano presiona un papel celofán, causando ese ruido tan característico que todos hemos producido en clase alguna vez.

¿A quien va dirigido?

La Escuela de Art Thinking está dirigida a educadores en general, divididos en tres targets concretos: educadores formales, no formales e informales. Resulta una evidencia que todas aquellas personas interesadas en el cambio de paradigma en educación no encuentran espacios ni programas que den respuesta a la necesidad que los educadores tienen de experimentar marcos de trabajo distintos a la lección magistral.

 
Domingo, 25 Febrero 2018 19:22

La sociedad gaseosa

El curso, cada curso, avanza inexorablemente. Estamos casi a un mes de finalizar el segundo trimestre del año escolar 2017/18. En los centros escolares es este un momento en el que se afianzan actitudes y conocimientos que, a buen seguro, darán, o no, su fruto a finales del mes de junio. Por lo tanto, un momento para pararse, pensar, que tanta falta hace, y, si es preciso, retomar el rumbo pegados a la realidad de cada alumno, cada familia, cada materia.

Sugerencia: “La sociedad GASEOSA”. Alberto Royo. Plataforma actual. Barcelona 2017.

Alberto Royo nace en Zaragoza en 1973. Está casado y tiene dos hijos. Titulado superior en Guitarra Clásica por el Conservatorio Superior de Música de su ciudad natal. Como guitarrista ha sido 2º premio en el Torneo Internazionale di Música (Roma) y finalista en el Concurso Permanente de Juventudes Musicales (Granada). En el 2004 accedió por oposición al Cuerpo de Profesores de Enseñanza Secundaria en la especialidad de Música. Es autor de Contra la nueva educación (Plataforma 2016).

Según el autor, vivimos en una sociedad gaseosa. “La inmediatez, la búsqueda de la rentabilidad, la falta de exigencia y autoexigencia, la obsesión innovadora, el consumismo, el arrinconamiento de las humanidades y de la filosofía, la mediocridad asumida y la ignorancia satisfecha hacen tambalearse aquello que pensábamos que era más consistente”.

A pesar de todo, queda la esperanza de que podamos cambiar las cosas. El autor propone un reflexión lúcida y llena se sentido común y de sensibilidad (que tan ausente está) para retomar la cultura y el conocimiento y volver a la sustancia de la verdadera educación. Todo un reto para retomar, con ilusión, lo que queda del presente curso escolar ¡Confiemos en nuestros profesores!

Por Pedro Simón. Reportaje gráfico: Antonio Heredia

En la ciudad deportiva del Atlético de Madrid, el filósofo y el futbolista hablan de las masas, de los padres que insultan, de saber perder, de esos maestros que parecen entrenadores y de esos entrenadores que devienen en maestros

Junto al césped de la ciudad deportiva del Atlético de Madrid en Majadahonda, el filósofo José Antonio Marina y el futbolista Fernando Torres hablan de filosofía, de las masas, de los padres que insultan, de saber perder, de esos maestros que parecen entrenadores y de esos entrenadores que devienen en maestros.

Entre Kant y Luis Aragonés, entre el criticismo y el contragolpe, entre la dialéctica larga y el pase en corto, este encuentro es un homenaje al fútbol como debiera ser.

- Un placer, Fernando. Me ha encantado hablar contigo.

- Lo mismo digo, José Antonio. Una gozada.

- Te iba a pedir un favor... ¿No me firmarías un autógrafo para mi nieto?

ENTREVISTA COMPLETA AQUÍ

Jueves, 22 Febrero 2018 10:12

la co-docencia en "Buenos días Madrid"

El método de estudio revolucionario del instituto Julio Verne de Leganés

Varios profesores imparten a la vez sus asignaturas para ofrecer una visión global a los alumnos.
 
El instituto de educación secundaria Julio Verne de Leganés está aplicando un método de aprendizaje revolucionario desde principio de curso. Se trata de investigar sobre un mismo asunto de manera multidisciplinar en la misma aula, es decir, varios profesores imparten sus materias a la vez, con el objetivo de ofrecer una visión global a los alumnos. Por ejemplo, a partir de una época histórica determinada, se repasa cómo era el arte, la ciencia o la lengua en dicho momento. Los alumnos están muy motivados con este método y han mejorado notablemente sus calificaciones.
 
Jueves, 22 Febrero 2018 09:53

¿Tus ideas transforman?

 En EduCaixa, quieren ayudar a todos los centros, de forma voluntaria, a evaluar los programas educativos que promuevan las competencias del alumnado y, posteriormente, compartirlo con el resto de la comunidad educativa.

Tienes hasta el 5 de marzo para presentarlo

Los centros interesados en evaluar sus programas educativos podrán presentarlos para que sean incluidos en un proceso de evaluación apoyado económicamente por la Fundación Bancaria ”la Caixa”

DESCARGAR TRÍPTICO CON TODA LA INFORMACIÓN, AL PRINCIPIO DE LA PÁGINA

Lunes, 19 Febrero 2018 11:39

Educar el futuro, humanizar el presente

El pasado 23 de enero en la Asociación Educación Abierta tuvimos el placer de conversar con Carlos Barrabés(Fundador de Barrabes.com, una de las primeras webs de comercio electrónico en el mundo. En los últimos 15 años ha sido Asesor de alto nivel en diversas instituciones relacionadas con la Banca), que compartió con nosotros su visión sobre el desarrollo global y las posibles respuestas ante los retos que se nos plantean, en un mundo altamente tecnológico en el que hay que apostar por el cambio educativo.

Según Barrabés, nos dirigimos hacia un mundo descentralizado, “solo es cuestión de tiempo y tecnología”, en el que “hay que aprender a ser más red que nodo”. Pensar en red significa asumir la coincidencia de muchos procesos simultáneos, las interacciones múltiples y la capacidad de mutación de todos los elementos que conforman la red. Esto conlleva una serie de retos a los que tenemos que dar respuesta. En primer lugar, existe un nivel altísimo de incertidumbre y complejidad, por lo que afirma que “la educación debe formar para un mundo que desconocemos” y sugiere que la única respuesta es fomentar la creatividad como recurso esencial para sobrevivir a estos cambios.

Más información 

Haciendo Click en el mapa, puedes acceder a todas las BBPP educativas presentadas en el VIII concurso organizado por MEP.  Están clasificadas según temática: Social y cívica. Lingüística. Aprender a aprender. Cultural. Iniciativa y Emprendimiento. Científica. Digital. Otras

 

PREMIADAS EN EL VIII CONCURSO

MODALIDAD A- CENTROS DE INFANTIL, PRIMARIA Y EDUCACIÓN ESPECIAL

 

CEIP Los Alcalá Galiano. Doña Mencía. Córdoba.  “A TRAVÉS DE LOS OJOS DE UN NIÑO” 

BBPP COMPLETA

--------

CPEE Alfonso X El Sabio. Leganés. Madrid. “LA COCINA DE MI COLE NO ES PARTICULAR, NOSOTROS COCINAMOS COMO LOS DEMÁS”

BBPP COMPLETA

---------

CEIP: Reyes Católicos. Santa Fe. Granada. “PROYECTO/CAMPAÑA NARIZ DE PAYASO”

BBPP COMPLETA

--------

CEIP Santa Bárbara. Villacañas. Toledo. “CORO SANTA BÁRBARA”

BBPP COMPLETA

MODALIDAD B- CENTROS DE EDUCACIÓN SECUNDARIA, FORMACIÓN PROFESIONAL Y BACHILLERATO

IES Alpajés. Aranjuez. Madrid.  “LA CIENCIA DE FRANKENSTEIN”

BBPP COMPLETA

------

IES La Senda. Quart de Poblet. Valencia. “MÚSICA Y VALORES. UNA PERFECTA ARMONÍA”

BBPP COMPLETA

------

IESO Publio López Mondéjar. Casasimarro. Cuenca. “MANCHUELATOBOX”

BBPP COMPLETA

------

IES Alto Jarama. Torrelaguna. Madrid. “REDESCUBRIENDO A CISNEROS”

BBPP COMPLETA

MODALIDAD HÁBITOS SALUDABLES

CEIP Concepción Arenal. Potes. Cantabria. “CRECEMOS SANOS EN UN COLEGIO SANO”

BBPP COMPLETA

 

 

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información