Sábado, 19 Enero 2019 | Login

EN CONVERSACIÓN CON...

Esther Mato: Profesora del IES Chapela, en Redondela (Pontevedra). Premiada con el segundo premio en la III edición del concurso de BBPP educativas convocado por la asociación Mejora tu Escuela Pública.

EstherEsther fue premiada con la Buena Práctica Necesitamos entender la educación desde la diversidad para lograr la igualdad, en la modalidad de Educación Secundaria, Formación Profesional, Bachillerato, Centros de Formación de Adultos y Escuelas de Idiomas.

¿Cuál fue la motivación para participar en el concurso de BBPP educativas?

Demostrar que cada uno de los alumnos y alumnas son importantes sobre todo aquellos que tienen necesidades educativas especiales. En la medida que la educación obligatoria es un derecho de todos los alumnos y alumnas resulta obligado hacer todo lo posible para que nadie quede excluido. Más que poner el acento en la mera transmisión y acumulación de conocimientos para lograr el éxito educativo, deberíamos centrarnos en el proceso a través del cual cada alumno o alumna aprende, para dar respuestas ajustadas a la atención a la diversidad permitiendo que todos y todas aprendan y progresen, y esto fue lo que pretendimos con el proyecto, necesitamos entender la diversidad, para lograr la igualdad.

¿Es necesario convocar estos concursos para que el buen hacer del profesorado sea visible?

Lo ideal sería que la profesión docente gozara de un prestigio social real, pero como desgraciadamente en nuestro país no acostumbra a ser así, cualquier reconocimiento externo del buen hacer del profesorado nos anima a seguir adelante con prácticas educativas que a veces no son demasiado comunes. Aquí tengo que mencionar una de nuestras mejores valoraciones externas, omitimos los nombres, pero contamos con el permiso de las personas implicadas para poder hacerla pública. Las palabras de una madre significaron mucho para nosotros.

Una madre agradecida a esta BBPP por el cambio de conducta de su hijo que ahora tiene 16 años , diagnosticado y tratado por un TDAH y lateralidad cruzada desde los 5 años, que al cumplir los 9-10 años derivó en una conducta negativista y desafiante

¿Qué dificultades externas e internas pueden aparecer a la hora de preparar el proyecto para el concurso?

En nuestro caso las dificultades internas del proyecto las resolvimos cuando tratamos de dar las respuestas lo más personalizadas posibles a la diversidad según cada caso [síndrome de asperger, problemas psíquicos, problemas de salud derivados de un accidente que afectaron la comprensión, el estado de ánimo y el rendimiento escolar de un alumno... Las dificultades externas están en el calendario de las convocatorias de los concursos, coincidiendo prácticamente todas hacia el final de curso momento en que los centros están muy saturados de trabajo, sobre todo si se trata de un instituto donde se imparte ESO, bachillerato y FP. Hay diferentes fechas de evaluación, hay que hacer la orientación académico profesional, redactar los consejos orientadores, asesorar en el proceso de acreditación de competencias profesionales, se celebran pruebas libres de FP,... Es una mezcla de locura burocrática y una infinidad de tareas docentes que se deben hacer con responsabilidad, pensando como decíamos antes en los alumnos y alumnas, en su futuro y en las salidas que mejor les convienen.

¿En tu caso como las solventaste?

En los proyectos relacionados con el departamento de Orientación, como es el caso de Necesitamos entender la diversidad, para lograr la igualdad, no se prepara ningún trabajo con la idea específica de concursar en algo. Se emprenden acciones de innovación metodológica en el aula y si encajan en las bases de la convocatoria de algún premio, perfecto, sino el alumnado y el centro ya han salido beneficiados y eso ya es bastante. El proyecto mencionado abordaba la aplicación de unas medidas concretas de atención a la diversidad, entremezcladas con la educación emocional, en el contábamos que hacíamos, en qué casos y con quien.

¿Qué aporta el concurso de BBPP a la comunidad educativa (profesores, alumnos, padres, sociedad)?

Hacer visible una parte del trabajo del profesorado desconocida para la mayoría de la comunidad educativa. Los centros están compartimentados con respecto a los niveles educativos que se imparten, aunque no debería ser así. El profesorado de secundaria, sea esta obligatoria [ESO] o postobligatoria [bachillerato] desconoce el funcionamiento de la formación profesional y viceversa. Si nosotros como docentes desconocemos la realidad educativa del centro, cómo la van a conocer el alumnado y sus familias. La concesión de un premio por lo menos hace que los demás piensen de qué irá ese trabajo y se animen a echar una ojeada a los proyectos. En nuestro caso procuramos difundir los premios conseguidos por cualquier miembro de la comunidad educativa en la página web del centro para garantizar la difusión no sólo en el entorno, sino también a cualquier persona que acceda a la página del instituto. Un aspecto que llama la atención cuando se recibe un premio, es que en función de la importancia del organismo convocante a veces llegan felicitaciones al centro de las autoridades educativas, aunque estos reconocimientos nos gustaría que llegaran día a día y de una forma auténtica no burocrática.

¿Cómo animarías a tus colegas a que no dejen pasar esta oportunidad?

En realidad yo no animaría a realizar un trabajo para presentarse a un concurso como fin exclusivo, yo animaría al profesorado a contar las buenas prácticas educativas que de una forma anónima se llevan a cabo en muchos centros. Lo que no se ve parece que no existe, pero hay muchos y muchas docentes trabajando por mejorar la escuela pública.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información