Domingo, 16 Diciembre 2018 | Login

Entrevista a Carmen Maestro

PRESIDENTA DEL CONSEJO ESCOLAR DEL ESTADO

 

Puede dar la sensación a padres/madres y profesores de un centro educativo que están solos para educar. ¿Las administraciones facilitan o se enredan en legislar y dar normativa?

 

Educar es una tarea compartida. No me cabe ninguna duda de que las Administraciones deben legislar y regular de manera que se aseguren la calidad y la equidad para todos. Sin embargo, no se puede renunciar a la autonomía de los centros educativos que es preciso potenciar.

 

En este sentido, el Consejo Escolar del Estado demanda a las autoridades, a la comunidad educativa y a sí mismo un generoso esfuerzo para cooperar en favor de la mejora de la educación porque solamente desde la cooperación y la colaboración conseguiremos alcanzar la estabilidad y la eficacia del sistema educativo.

 

 

1.- Sabemos que el Consejo Escolar de cada centro educativo es el máximo órgano de gobierno y están representados en él toda la comunidad escolar, pero ¿qué función cumple el Consejo Escolar del Estado y quién lo forma?

 

 El Consejo Escolar del Estado es el máximo órgano consultivo y de participación de la enseñanza, excluida la Universidad, que tiene como función fundamental participar en la programación general de la enseñanza. Además, debe informar la normativa que produzca el Ministerio de Educación que afecte a dicha programación general, elaborar, aprobar y difundir un Informe anual sobre el estado y situación del sistema educativo y elevar propuestas de mejora del mismo a las Administraciones educativas.

 

Para cumplir estas tareas, además de las reuniones periódicas de sus Consejeros, se han venido celebrando, desde su constitución, Seminarios de estudio y Comisiones de trabajo sobre los temas que se han estimado de mayor trascendencia para el sistema educativo.

 

El Consejo está compuesto por 105 personas que tienen la representación de los distintos sectores y sensibilidades implicadas en la educación: familias, alumnado, sindicatos del profesorado, confederaciones de trabajadores, patronales de la enseñanza privada, universidades, representantes de las organizaciones en defensa de la mujer, representantes de los poderes municipales, personalidades de reconocido prestigio y, recientemente, se han incorporado los presidentes de los Consejos Escolares Autonómicos.

 

 2.- Dada la flexibilidad de cada Comunidad Autónoma en fijar el currículo, ¿con qué criterios puede deliberar o decidir el Consejo Escolar del Estado?

 

 Aunque efectivamente cada Comunidad Autónoma tiene una competencia importante en el establecimiento del currículo, los contenidos mínimos que fija el Gobierno ocupan el 65 % del horario escolar en la mayoría de las CCAA y el 55% en el caso de las Autonomías con lengua cooficial. El Consejo ha dictaminado – y por tanto ha contribuido a mejorar y madurar sus contenidos- los Decretos de Enseñanzas Mínimas que son competencia del Ministerio de Educación. Pero, además, prestamos mucha atención a temas que son trascendentales para la educación española: el seguimiento de los resultados de las evaluaciones nacionales e internacionales es imprescindible para conocer en qué medida se están alcanzando o no los objetivos que el gobierno español, junto a sus socios europeos, se comprometió alcanzar para el año 2010. Este es un reto para todas las Comunidades Autónomas interesadas en alcanzar la convergencia con los países de nuestro entorno en una educación de mayor calidad.

 

 3.- Desde la institución que preside, ¿cómo puede influir o cambiar la realidad educativa, el día a día de un centro educativo?

 

La fuerza del Consejo radica en que en él están representados todos los sectores de la educación y todas las sensibilidades. Por otra parte, las propuestas de mejora que dirige a las Administraciones educativas tienen como objetivo final cambiar la realidad educativa. Ejemplo de lo que digo es la coincidencia de todos los sectores representados en el Consejo al identificar los principales retos de la educación española y las actuaciones urgentes que es preciso acometer para afrontarlos con éxito. Las actuaciones que proponemos son, en síntesis, que se impulse la Educación Infantil a través del cumplimiento del Plan Educa3, que se fijen prioridades entre las actuaciones previstas en el Plan de Prevención del abandono escolar, que se impulse de forma decidida un sistema integrado y flexible de Formación Profesional, que las Administraciones competentes utilicen los resultados de las evaluaciones nacionales e internacionales para establecer prioridades cuando se adopten las oportunas medidas de mejora del sistema educativo y para dinamizar el trabajo en los centros y en las aulas. Para lograrlo, es imprescindible, además de incrementar la inversión en educación en los Presupuestos para el 2010, que las Administraciones competentes no escatimen esfuerzos y recursos para garantizar la actualización y mejora de la formación inicial del profesorado e impulsen con urgencia la implantación de los grados de Infantil y Primaria y el master de Secundaria, y que velen para que la parte práctica de la formación se imparta con calidad y rigor.

 

 4.- Puede dar la sensación a padres/madres y profesores de un centro educativo que están solos para educar. ¿Las administraciones facilitan o se enredan en legislar y dar normativa?

 

Educar es una tarea compartida. No me cabe ninguna duda de que las Administraciones deben legislar y regular de manera que se aseguren la calidad y la equidad para todos. Sin embargo, no se puede renunciar a la autonomía de los centros educativos que es preciso potenciar.

 

En este sentido, el Consejo Escolar del Estado demanda a las autoridades, a la comunidad educativa y a sí mismo un generoso esfuerzo para cooperar en favor de la mejora de la educación porque solamente desde la cooperación y la colaboración conseguiremos alcanzar la estabilidad y la eficacia del sistema educativo.

 

 5.- En los centros educativos cuesta la comunicación y relación entre padres/madres y profesores. ¿También cuesta entre los miembros del Consejo Escolar del Estado?

 

El Consejo es un organismo complejo porque está integrado por 105 Consejeros y Consejeras que representan a todos los sectores con planteamientos e intereses particulares y no siempre coincidentes. Compaginar sectores educativos y ámbitos territoriales diferentes, si bien aporta riqueza y pluralidad no está exento de dificultad. Ahora bien, existen cauces suficientes para el debate y el diálogo, un profundo  sentido de la responsabilidad de todos por la tarea que la Constitución y la sociedad nos han encomendado y un buen ambiente de trabajo y buena disposición para llegar a acuerdos y consensos que reviertan en una mejor educación de nuestros niños y jóvenes.

 

6.- Los indicadores de la educación en nuestro país nos alertan y preocupan. ¿Qué puede hacer la institución que preside al respecto? ¿Cómo mejorar la educación pública en España?

 

Son muchos los planes de actuación concretos que se proponen en el último Informe sobre el estado y situación del sistema educativo aprobado por el Consejo Escolar del Estado en sesión plenaria del 4 de junio pasado y que se puede consultar completo en nuestra página web. De todas maneras, quiero reproducir aquí el texto de una de las propuestas de mejora de carácter general incluidas en él porque es una buena muestra de la importancia que el Consejo concede a la educación pública:

 

“El Consejo Escolar del Estado considera que la escuela pública debe ser el eje vertebrador del sistema educativo del Estado español, pues la escuela pública es la que está en todos los pueblos y ciudades, en todos los barrios y aldeas, es a la que acude la mayoría del alumnado de todo el Estado, la que hace que la etapa de escolarización obligatoria sea una etapa de convivencia entre escolares, con los iguales y con los distintos, una etapa que contribuye con esta convivencia al mejor desarrollo democrático de una sociedad cada día más diversa, más múltiple, más plural. Esta escuela, la escuela pública, en la que cursa la escolarización obligatoria la mayoría del alumnado de todo el Estado, es la que deben potenciar los poderes públicos”.

 

 

7.- Pensando en mejorar la educación, tanto un padre/madre como un profesor/a parece que tienen que hacer un esfuerzo añadido a su papel habitual para conseguirlo. ¿Cree que están mentalizados y dispuestos?

 

Como ambos colectivos están formados por personas individuales y distintas, supongo que la disposición será mayor en unas que en otras pero, como nos jugamos mucho, yo confío plenamente en que todos vamos a asumir bien nuestras obligaciones porque del esfuerzo individual y colectivo, de la cooperación y el entendimiento dependen el éxito de la educación que no es solamente una cuestión de supervivencia y progreso sino de felicidad para las futuras generaciones.

 

 

8.- Una recomendación concreta a padres y profesores que formamos esta iniciativa de la Plataforma para la Mejora de la Escuela Pública.

 

 Trabajar mucho y con ilusión. Exigir autonomía y evaluación para los centros educativos, reivindicar y practicar la participación en los proyectos y en todas las actividades educativas, hacer un diagnóstico sosegado de la realidad y de las necesidades para mejorar y trabajar de forma cooperativa sin autocomplacencia pero sin derrotismo.

 

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información