Lunes, 25 Septiembre 2017 | Login
Adelantarnos a los problemas

“Se ha conseguido que alumnos con fracaso escolar lo superen, al mismo tiempo que han mejorado sus relaciones e integración en el centro”

El IES Julio Verne de Leganés –Madrid-, es un centro público con 1027 alumnos y 84 profesores. Se imparte ESO, Bachillerato, Ciclos Formativos de Grado Medio y Ciclos Formativos de Grado Superior de Formación Profesional. En el año 2005 se implementó la tutoría personal, una BBPP, un recorrido con buenos resultados.

Ana Hernández Revuelta, Doctora en Bellas Artes, profesora de Dibujo y Jefa de Estudios del IES Julio Verne,  en esta entrevista para Mejora tu Escuela Pública,  explica cómo funciona la tutoría personal.

¿De qué se trata la tutoría personal?

Es un proyecto de centro con el que se atiende a aquellos alumnos que tienen alguna dificultad en el estudio debido a factores socioeconómicos, familiares, falta de disciplina…También problemas de actitud, relación con sus iguales o de otra índole, que influyen en su rendimiento académico. Nos dimos cuenta de que para mejorar la educación había que echar una mano a estos jóvenes de manera individual ofreciendo apoyo, escucha activa y sobre todo afecto e interés por lo que les pasa.

Para ello, independiente de su tutor de grupo, el alumno tiene un profesor / a que actúa como tutor /a voluntario, que les acoge y con el que tienen cierta confianza. Suelen reunirse una vez a la semana, durante una hora, y se procura que no sea en el recreo, ni cuando está en clase…

Eso quiere decir, que la tutoría personal es en horario extraescolar tanto para el profesor como para el alumno…

Sí. Es una labor voluntaria para el profesor más allá de su propio trabajo. Lo que nos mueve es el bienestar del alumno. Los profesores son muy generosos con su tiempo. Se apuntan aproximadamente la mitad del claustro. Nos adelantamos con una educación personalizada a los problemas que puedan tener y nos dejamos asesorar por el departamento de Orientación del IES. Y en función de las carencias individuales se trabaja con ellos hábitos de alimentación, higiene, resolución de conflictos, técnicas de estudio, entre otras cosas. No obstante, los padres tiene que autorizar y los alumnos tienen que querer… si no quieren, no hay programa.

¿Cuál es la metodología?

Crear un clima de confianza, que no se sientan juzgados para que se vayan abriendo y expongan sus dificultades… No es un mero trámite burocrático, es atención individualizada. Nos adaptamos a sus necesidades, a sus ritmos, características y peculiaridades de cada alumno… en la mayoría de las ocasiones hay que empezar trabajando motivación y autoestima.

¿Qué resultados están teniendo los alumnos, las familias e incluso vosotros, los profesores?

Se ha conseguido que jóvenes con fracaso escolar lo superen. El absentismo se ha reducido y sienten que deben venir…que tienen un compromiso; además, la convivencia ha mejorado. Alumnos con futuro incierto, han salido adelante. Se sienten apoyados y pasan a tener en el tutor una figura de referencia porque encuentran una persona que está pendiente de ellos y mejora la relación con sus compañeros… Se procura que en este proceso, que ellos sean los protagonistas y se sientan responsables de su propio cambio; contamos con sus opiniones, con lo que quieren…

Igualmente, nos reunimos con las familias y se mejora la relación escuela-familia; fundamental para la mejora del alumno y de su educación.

Y para los profesores…

Siempre que haya niños felices es bueno para todos. Nos permite en clase que todo sea más armónico y disciplinado. Es más fácil crear un entorno de aprendizaje porque hay un profesor ajeno a ti que le está haciendo un seguimiento y hay una comunicación continua y esto favorece la convivencia. Se mejora la comunicación interpersonal entre profesor-alumno y comprendemos mejor los interés de ellos, como se sienten, etc.

También habrá dificultades…?

Algunas veces, el tutor pude encontrar dificultades a la hora de trabajar ciertos asuntos que requieran de una atención más especializada o bien las indicaciones de otro profesional. Para ello, se cuenta con el Departamento de Orientación. Al margen de esto, no ha habido dificultades… cuando este proyecto surgió ya había alumnos que tenían tutorías y se generalizó de forma más oficial.

¿Cómo se puede animar a que todos los centros públicos puedan tener este proyecto?

Yo diría que en todos los centros públicos se hacen muchísimas más cosas de lo que se piensa; quizás no se les pone el nombre de “Buenas Prácticas” pero lo son. Siempre hay profesores ayudando a alumnos de manera altruista. Es muy gratificante ver que echando una mano a uno de tus alumnos las cosas cambian. Me gustaría destacar que ayudando a uno se hace mucho más de lo que parece. Es la espiral de la mejora de la educación.

 

Más información

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información

x

Información MEP

Déjanos tu email y te escribiremos para comunicarte los eventos que organizamos.