Martes, 23 Octubre 2018 | Login

Lourdes Benegas, orientadora

Lourdes Benegas es orientadora en la Escuela Pública y madre dos hijos de 6 y 12 años. Tratando de aprovechar su experiencia en el campo de la educación, la abordamos con una serie de preguntas que nos faciliten pautas de actuación educativa para los padres.

 

Lourdes: educar hoy es complicado, hay muchos factores que intervienen directa o indirectamente, conscientemente o no en el proceso educativo, ¿cómo podemos los padres retomar el papel de primeros educadores y adelantarnos en la educación de nuestros hijos?


La disciplina, que puede sonar para algunos padres a antiguo o a reliquia del pasado, es parte de la educación. Los niños desde el principio deben tener normas o pautas consecuentes y razonables porque son fundamentales para su óptimo proceso de socialización e impulsar su crecimiento. Las normas o pautas dan seguridad al niño y le ayudaran a funcionar adecuadamente, fuera de su familia, una vez crezca. Si el niño piensa y siente que puede hacer todo lo que quiera se sentirá desorientado.

¿Además de las normas qué otra cosa es importante para la educación de nuestros pequeños?


Que se sientan queridos y apoyados de forma incondicional, aunque esto no está reñido con la existencia de límites. Los niños no saben lo que está bien y lo que está mal por eso es necesario que desde la familia se establezcan una serie de pautas claras y adecuadas a la edad de cada niño. Sin duda hay que dejarle siempre claro que le apreciamos y que le queremos incondicionalmente, lo que no significa que no le exijamos ciertas responsabilidades siempre adecuadas a su edad y cierta autodisciplina. Es importante transmitirle que aunque hay cosas que no les gusta hacer, son necesarias para su formación.

Otro factor muy importante es la coherencia, hay que predicar con el ejemplo, porque los niños tienden a imitar consciente e inconscientemente las actitudes, maneras de pensar y de vivir de sus padres y por esto hay que ofrecerles modelos positivos y un clima sereno que les de seguridad.

 

Todos los padres desean la felicidad de sus hijos, ¿cuál es la mejor actitud de los padres para ayudarles a formarse como personas emocionalmente sanas?


Es una equivocación sobreproteger a los niños, los padres no debemos hacer las cosas en lugar de los hijos, no hay que confundir la afectividad con la protección excesiva. Los padres hemos de estimular su autonomía, y potenciar los comportamientos que son adecuados a su edad, porque esto les permitirá entrenarse en la superación de las dificultades que son parte de la vida y de la educación y que no se las debe evitar. Cuando los niños sienten cierta libertad de acción (siempre sin comprometer su seguridad) y no nos anticiparnos a sus deseos, cuando confiamos en las posibilidades de nuestro hijo, le exigimos lo que es capaz de dar, y se le hace sentir responsable de sus acciones, fomentamos su autoestima y la seguridad en sí mismo. Y esto es muy importante porque la educación que seamos capaces de dar a nuestros hijos durante su etapa infantil y adolescente, conformará su manera de actuar y sentirse en el mundo en el futuro. Hay que empeñarse en ello si queremos su felicidad.

 

Y en el sentido de facilitar oportunidades que ayuden a nuestros hijos en sus rendimientos y en su desarrollo como persona ¿Qué papel juegan las actividades extraescolares? ¿Son una oportunidad o un lastre que resta tiempo al estudio y a la familia?


Las actividades extraescolares ayudan a la formación integral de nuestros hijos, sobre todo las deportivas y musicales, pero es conveniente graduarlas adecuadamente en duración e intensidad porque el ocio, el descanso y los momentos para compartir en familia deben cuidarse mucho. Es necesario mantener una comunicación constante con nuestros hijos interesándonos por sus pequeños problemas y vivencias, y dedicarles tiempo de calidad durante el tiempo que dispongamos, aprovechándolo no sólo para corregir lo que hacen mal sino para elogiar y reconocer sus logros.

Muchas gracias Lourdes, estamos completamente de acuerdo en la gran importancia de construir una buena base sobre la que asentar y desarrollar el proyecto educativo de cada familia, nuestro empeño en difundir el proyecto de Escuela de Padres de MEP “primeros educadores” responde a esta necesidad y nos encantaría invitarte a participar en él.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información