Lunes, 21 Agosto 2017 | Login

Ruth es madre de dos niños con edades de 6 y 3 años. Vive en la Granja de San Ildefonso, hermoso municipio de la provincia de Segovia. Es una madre activa, positiva y comenta que a veces se siente un poco estresada. “Trabajamos los dos...y nos  intentamos organizar para poder hacer vida de familia y estar pendientes de la educación de los niños”. Rut ha participado en las escuelas de padres organizadas por Mejora tu Escuela Pública” e impartidas en la Escuela infantil municipal Agapito Marazuela, dirigida por el ayuntamiento. También forma parte del AMPA en el Centro público de primaria del mismo municipio.  A pesar del poco tiempo que tiene, para ella una prioridad es la educación. En esta entrevista nos transmite su experiencia y lo que ha supuesto para su vida personal y familiar las escuelas de padres.

 ¿Qué valoración haces de las escuelas de padres a las que has asistido?

Es la primera vez que participo...y me han encantado por muchas razones, entre otras, porque los grupos no son numerosos, no superamos los 15 y se transmiten muchos ejemplos que favorecen el interés…eso te da cercanía. Además acabamos siempre hablando e intercambiando impresiones entre los asistentes y el ponente. Es gratificante te sientes comprendida porque todos estamos en el mismo espacio "¡Madre mía! No sé qué hacer".

 ¿Cuál fue tu motivación para asistir?

 Me pillaron en una situación un poco conflictiva con el mayor de mis hijos por celos...y la sensación que tenía era que estaba muy pendiente de él y no hacía mucho caso del bebé; que ya empezaba a interactuar... y el asistir me ayudó.  En esa situación un poco complicada me limitaba a buscar recetas, técnicas e información por internet porque no conocía estos talleres. Que la escuela infantil nos lo planteara, me pareció una idea magnífica. Yo no quiero una escuela que sólo me sirva para depositar al niño y ya está. En este curso ya nos han pasado una encuesta para renovar y mis temas favoritos de momento son rabietas y los celos.

 El contenido de las sesiones… ¿Facilita la práctica?

Las sesiones a las que he asistido han sido: Rabietas y Celos. Educar sin tiempo y Pan nuestro de cada día.  Desde mi punto de vista, es fácil llevar el contenido de las sesiones a la práctica siempre que seas constante…porque ocupa tiempo. Se requiere quitarlo de otras cosas. No obstante merece la pena…Para la vida diaria necesitamos información, sugerencias y ejemplos que nos ayuden a manejar mejor todo lo que se manifiesta en esas edades como las rabietas, etc. De hecho el tiempo se nos pasaba muy rápido y lo alargábamos mucho compartiendo experiencias, aplicando herramientas... paneles, etc.

 Formas parte del AMPA del centro público de Primaria…

 Sí. Algunos padres no participan en el AMPA y no saben las actividades que se organizan. Hay mucho desconocimiento y también falta de motivación. Este año se presentó la nueva directiva e informaron lo que se hace durante el año con las cuotas…una forma de animar a que los padres participen más y tengan capacidad de iniciativa. Es positiva la participación; se aprende sobre temas educativos y de gestión para los que quizá no estás totalmente preparada. Por lo tanto desde mi punto de vista, la participación de los padres en el AMPA incide en una mejora de la educación.

 Para una mayor participación de los padres… que te parece que habría que mejorar

 El AMPA tiene que tener una empatía con la dirección del colegio...por poner un ejemplo: antes se hacía la fiesta de fin de curso en sábado y no iba mucha gente.

Este año la nueva directiva se ha involucrado. La hemos hecho en viernes. Los profesores estaban en las primeras horas del horario escolar organizando actividades. Se quedaron a comer junto con el equipo directivo y por la tarde las actividades seguían con el AMPA… y fueron muchas familias. Y eso se debe a que el AMPA ha dialogado más con la directiva y el colegio...

 Al final se ve la importancia de la relación Escuela-Familia

 Este año han trabajado por proyectos y no llevan libros... hay unos profesores que trabajan con ellos para que busquen información... Los papás que no están pendientes...lo notas en los niños que no sacan tan buenas notas y no se relacionan de forma natural con los demás.

En mi opinión la relación escuela-familia es fundamental.  Mis padres siempre han participado... Y creo que eso lo he heredado porque me ha servido. Y ahora la gran mayoría, puede ser por falta de tiempo, organización... nos cuesta más participar; aunque son factores comunes a todas las familias... lo que pasa es que hay que tener prioridades en la vida y marcarte metas. La experiencia que tuve con mis padres es que si los padres no se involucran en el colegio, la educación no termina de mejorar.

También quiero manifestar que necesitamos una ley de educación en consenso con todos los partidos para que mejore la enseñanza.

¿Qué dirías a esos padres, que por falta de tiempo... no tienen esa relación con el colegio?

 El tiempo hay que quitarlo de otro lado. Hay que involucrase y no dejar algo tan importante en manos de otras personas...

Publicado en Entrevistas

¿Por qué me desobedece mi hijo? ¿Cómo actuar para evitarlo? Aunque parezca que tu hijo es pequeño porque tiene entre dos y cinco años, hay “trucos” para actuar ante el “no lo he oído”, “luego voy”, “no quiero” o “no lo hago”. Éste es el interesante tema propuesto por una de nuestras lectoras, Marta Blanco, pero que es común en la mayoría de las familias.

@padresycolegios

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

Publicado en Enfocados en educar

Carmen Perdices, con más de 30 años de experiencia docente, reflexiona en esta entrevista sobre  la importancia de las Escuelas de Padres. Se define como  maestra, madre de familia y una enamorada de la orientación familiar. En el IES Duque de Rivas, en Rivas-Vaciamadrid,  atiende a niños con necesidades especiales y en la Universidad Rey Juan Carlos imparte  la asignatura “Atención a la Diversidad” a futuros profesores. La educación es su vida. “Estoy convencida de que he tenido la suerte de trabajar en algo que es lo más importante para mejorar el mundo”.

¿Qué significa ser orientadora familiar?

La orientación familiar la descubrí cuando mi hijo mayor era pequeñito acudiendo, como ahora acuden muchos padres y madres, a sesiones para recibir herramientas que nos ayudaran en nuestra función de educadores. Para mí fue un descubrimiento el darme cuenta que en una familia donde se ríe y hay humor es mucho más fácil educar.

Ahora soy yo la que ayudo a formar a otras familias, a favorecer que los padres asuman y ejerzan de forma positiva y eficaz su papel de guías de sus hijos en cada etapa de desarrollo para que puedan ser felices. También se les ayuda a generar recursos y estrategias para abordar las situaciones que les preocupan. El objetivo de la Orientación Familiar, es que los hijos sean felices y esto es  un proceso en el cual los padres podemos hacer mucho.

¿Cómo se realiza esta ayuda a los padres y madres de la escuela pública?

Esto lo hacemos a través de la organización de talleres, de Escuelas de Padres... Además desde esta perspectiva se considera que aumenta la capacidad de coordinación entre familia y el centro.

¿En qué consisten esas Escuelas de Padres?

Todos los padres quieren hacerlo bien y lo que se les proporciona son herramientas. Las Escuelas de Padres constituyen una actividad fundamental dentro de MEP. Están orientadas a facilitar a las familias con hijos en la escuela pública, a que participen activamente en la educación de sus hijos. Para ello se les dota de estrategias educativas, que les ayuden a abordar las dificultades con las que se encuentran en el día a día, para alcanzar metas o para resolver situaciones de conflicto. Y todo ello a través de una formación continuada. Igualmente se estimula la cooperación entre padres y profesores de los centros escolares.  Toda esta información se encuentra en la web de MEP.

Yo conozco MEP desde hace mucho tiempo  por compañeros/as  y coincido con su filosofía:   mejorar la sociedad por medio de la educación y el progreso de las personas. Principios de respeto, de trabajo en común de padres y profesores, de buscar las cosas que nos unen en educación por encima de las ideologías o sistemas corporativos…todos estos aspectos,  considero que son  la clave de la mejora de la educación.

En estos momentos soy la coordinadora de las Escuelas de Padres que Mejora tu Escuela Pública imparte en centros escolares. Y si estoy colaborando en estos temas es porque creo que la orientación familiar  es una gran ayuda. Y compartir y formarte con otros padres es de las mejores cosas que voy descubriendo; amigos con los que compartir  inquietudes, ilusiones, preocupaciones y esto es una maravilla. Te vas relacionando con padres y madres que tienen las mismas inquietudes que es  hacer felices a los hijos.

Las familias …¿tienen una actitud participativa?

La experiencia es muy positiva. Los padres están interesados en educar a sus hijos y quieren hacerlo bien.  Necesitamos más optimismo… más  confianza en que podemos cambiar las cosas y que las personas somos susceptibles de mejorar.

A veces pido algún profesor que pase a sus  alumnos una encuesta donde les pregunto por la relación con sus padres: sobre las cosas que cambiarían en su familia, normas que les parece bien, etc…

Las respuestas que salen con regularidad son que están contentos, que  entienden las normas que les ponen; les admiran porque son trabajadores, pacientes… En definitiva, los hijos/as son generosos a la hora de valorarnos. Lo que los hijos/as piden es tiempo, comprensión…

Lo más  emocionante  es cuando los padres descubren como son sus hijos, lo que necesitan y lo importante que son para ellos y la gran oportunidad que tienen en ayudarles.

Como padres  lo mejor que podemos hacer es que preguntarnos qué hijo le voy a dejar a este mundo.

Publicado en Entrevistas

Por Celia Rodriguez Ruiz en http://goo.gl/IC7JDn

Los fracasos y las frustraciones son algo normal en la vida de las personas. Es fundamental que durante su desarrollo los niños, aprendan a superar estos aspectos de manera constructiva. Como educadores debemos enseñar a los niños y niñas a enfrentarse a aquellas situaciones en las que se han equivocado y aquellas en las que no se consigue lo que uno quiere.

A veces tratamos de evitarles el dolor y las frustraciones, pretendemos hacerles felices dándoles lo que desean, evitándoles las cosas malas, pero estamos equivocados. Una persona feliz no es aquella que no se equivoca nunca o aquella que siempre consigue todo lo que quiere. Todas las personas cometen errores, y a todas las personas les cuesta conseguir lo que quieren. Es parte de la condición humana. Una persona feliz, es aquella que sabe afrontar sus errores, aprende de ellos y sabe superar la frustración de forma constructiva.

Si evitamos a nuestros niños y niñas las frustraciones, llegara un día irremediablemente en el que tendrán  que enfrentarse a esto y no podrán hacerlo porque no tendrán los recursos emocionales para ello.

Debemos ver la frustración y los errores como parte de la vida, y por lo tanto es nuestra responsabilidad hacer que los más pequeños estén preparados para ello. Enseñarles a aprender de sus errores, a afrontar los fracasos y superar la frustración, a conseguir sus metas y a esforzarse para ello.

PAUTAS

  • Cambia la manera de ver los fracasos. Haz que no vean los fracasos como algo negativo, no consiste en el todo o nada, sino en aprender de lo que hemos hecho y como lo hemos hecho.  Cuando algo les salga mal debemos hacer que no lo vean como algo negativo, son cosas que pasan, y que lo importante es darse cuenta de donde nos hemos equivocado para que no vuelva a ocurrir.Lucia está aprendiendo a escribir y se equivoca cuando tiene que escribir la sílaba pel, en lugar de eso pone ple. Se pone a llorar y comienza a decir “no sé hacerlo”, “no puedo”. En lugar de alterarnos, debemos decirle frases de apoyo “no pasa nada estas aprendiendo y todos nos equivocamos cuando aprendemos” “vamos a ver en que te has equivocado, ya verás como si lo piensas te das cuenta” “la próxima vez ya no te equivocaras”
    Convierte así la frustración en aprendizaje. Que el niño lo conciba como una oportunidad para aprender y ser creativo.
  • Haz que haga las cosas por sí mismo. No le des todo hecho, haz que piense, aunque al principio no sepa hacer ciertas cosas. Déjale que lo haga el solo que piense, que lo intente y que tenga la oportunidad de equivocarse y de enfrentarse al fracaso. De esta forma se aprende que podemos equivocarnos, pero que si nos equivocamos podemos también solucionarlo.  Con esto también fomentamos su iniciativa personal, su autonomía y evitamos que tenga miedo a hacer las cosas por sí mismo.Natalia, está jugando con sus hermanos mayores a un juego y no quiere jugar sola, quiere que alguien vaya con ella, porque dice que no sabe. Debemos animarla a que juegue sola, podemos ayudarla dándole pautas, haciendo de guía pero dejándola sola.Evita la sobreprotección y el exceso de permisividad.
  •  Enséñale que en toda situación de fracaso puede haber algo positivo. Esto puede parecer complicado, pero es fundamental. Ante todo fracaso hay siempre algo positivo que es la capacidad de aprender de ello, la posibilidad de crecer como persona también.Marcos está haciendo sus deberes y se ha equivocado. Hizo sus ejercicios con boli y no puede borrarlo,  por ello tiene que arrancar la hoja y repetirla entera. Con rabia tira el cuaderno al suelo y dice que tiene que volver a repetirlo que le salen las cosas mal y que está harto.  Con paciencia le diremos que no se preocupe, que a todos nos ha pasado alguna vez, que lo bueno es que podrá hacer todo en limpio y le quedara mucho mejor presentado (eso es algo positivo), “luego te sentirás orgulloso de tu trabajo” cuando lo repita debemos decírselo “mira que bien ha quedado ahora” “esto esta fenomenal Marcos”
  • No refuerces la rabia como respuesta a la frustración. Cuando el niño o niña siente frustración suele responder con rabia. Si cedemos a sus rabietas, le enseñamos que es una forma fácil de superar esa situación y conseguir lo que quiere.Alberto quiere un juguete nuevo que ha visto en la tienda, lo pide a sus papás, y estos le dicen que no pueden comprárselo que espere a su cumpleaños y se lo regalaran. Alberto responde con una rabieta se pone a llorar y a patalear. No debes comprarle el juguete. Es un error pensar que el niño para ser feliz necesita todo lo que quiere. Debemos no hacer caso a su rabieta.
  • Haz de ejemplo para los niños y niñas. Los más pequeños aprenden e imitan lo que ven. Somos un modelo de conducta para ellos, nuestro modo de actuar es el que les guía para enfrentarse a situaciones de la vida. Ante situaciones que puedan provocar frustración o fracasos, debemos mantener una actitud positiva. Y esforzarnos por superar las dificultades.
  • Educa en el esfuerzo pero marcando objetivos razonables. Los niños y niñas han de aprender que para conseguir ciertas cosas es necesario esforzarse. De esta manera verán que el esfuerzo es una manera de solucionar sus fracasos. Es bueno hacer que el niño o niña se esfuerce, pero su nivel de exigencia a de ser razonable, si le ponemos un nivel demasiado alto, no lo conseguirá y conseguiremos lo contrario, pensará que esforzarse no sirve para nada.Mario está aprendiendo a nadar, el primer día que intenta hacerlo sin flotador se asusta y ya no quiere volver a intentarlo. Debemos animarle, decirle que poco a poco lo conseguirá, y marcarle metas. En primer lugar podemos ponernos cerca de él a una distancia corta y animarle a que nade esa distancia, poco a poco iremos aumentando la distancia. Si pretendemos que en el primer intento haga una distancia larga, no lo conseguirá y pensara que su esfuerzo no sirve para nada.Con esto le enseñamos también a ser perseverante. El esfuerzo es importante, pero hay que esforzarse poco a poco y no abandonar ante el primer fracaso o dificultad.
  • Razona con él sobre sus errores y fracasos. Que entienda lo que ha pasado, que ha salido mal. Si lo entiende se sentirá tranquilo y ganara confianza porque sabrá lo que tiene que hacer la próxima vez.
Publicado en Enfocados en educar

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información

x

Información MEP

Déjanos tu email y te escribiremos para comunicarte los eventos que organizamos.