Viernes, 26 Mayo 2017 | Login

No hay una manera única de aprender ni tampoco de enseñar que valga para todas las circunstancias; hay que atender a cada situación en su mejor viabilidad

 Lleva más de cuarenta años trabajando en el ámbito de la enseñanza y de la educación. Es el presidente del Consejo Escolar del Estado, D. Ángel de Miguel Casas. Ha ejercido como maestro, profesor, orientador escolar, inspector-jefe y Director Provincial de Educación en la provincia de Soria. Es también profesor en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y ha sido Director General de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Ahora su función en el Consejo Escolar del Estado es variada e ilusionante porque comprende aspectos de ordenación académica y de asesoramiento. También frente a las nuevas normas, ante el pacto educativo... podría ser clave: recoger las propuestas de los consejos autonómicos, trabajarlas y presentarlas a la subcomisión que para este fin se ha formado en el Congreso de los Diputados…Empieza una nueva etapa profesional con muchos retos y una ilusión tremenda. Y como él mismo dice: “Quiero promover una política conciliadora de servicio y ayuda”.

¿Cómo experto en el tema… qué es la educación?

La educación es todo. En realidad para las personas es el proceso que envuelve todas las oportunidades. Por eso es importante que se impulse la calidad y la equidad. He dado clase en todos los niveles y he tenido en mi vida profesional alumnado con diversas formas y ritmos de aprendizaje, y no hay una manera única de aprender ni tampoco de enseñar que valga para todas las circunstancias; hay que atender a cada situación en su mejor viabilidad.

La educación es una fuente de promoción social imprescindible. En este sentido, la acción formativa y orientadora son dos partes que se complementan... proporcionar a los alumnos, desde su situación de aprendizaje, una orientación educativa adecuada, conforme a las aptitudes, necesidades e intereses de los mismos, y llevarlo al máximo de sus posibilidades. Las personas tenemos que encajar en nuestro papel social y personal; porque si no estamos en nuestro sitio no somos felices. Desde su realidad perentoria, el ser humano necesita que se articulen sus necesidades físicas, afectivas, culturales... y la escuela en esto cumple un papel.

Nacido en Soria, ejerce de soriano y ha disfrutado teniendo en esta ciudad el Centro Superior de Formación del Profesorado… Recientes están aún, los datos publicados por PISA… Castilla y León es la primera en la clasificación nacional ¿A qué se debe?

Son muchos factores los que influyen…La valoración que la sociedad castellano-leonesa tiene sobre la educación, la calidad de sus programas educativos… En Castilla y León siempre ha sido prioritaria la educación. El profesorado es excelente, bastante estable, comprometido con su trabajo y con mucha formación.  Niños y niñas criados en un ambiente de respeto hacia la figura del profesor y al papel que ejerce la escuela. Además la Administración siempre ha dotado de dignidad los edificios y las infraestructuras.

En el último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) la educación se sitúa en el último lugar de preocupación de los españoles… ¿Qué se puede hacer para que la sociedad valore más la educación?

La imagen de la profesión está mediatizada por los medios de comunicación. Todos opinan y, a veces, no se sabe todo y es lamentable… porque la realidad es que en los centros escolares se hacen muchas cosas excelentes. Tenemos que ser capaces de mostrar la realidad que existe y la imagen mejoraría una barbaridad. Por otra parte, es importante adecuar lo que quieren las familias y lo que el Centro puede aportar. Los centros tienen que potenciar la idea de unidad y de buen servicio y hacer suyos los proyectos. Para ello, el trabajo en equipo es importante.

La formación del profesorado para la mejora de la educación…es clave

La formación es un gran caballo de batalla. El profesorado tiene que marcarse un itinerario formativo que justamente hay que proporcionarle. Se trata de un recorrido formativo sostenible no de una carrera desaforada hacia lo más novedoso. Tienen, ellos mismos, que priorizar los campos y las necesidades formativas necesarias para la mejora de la educación y atender a sus necesidades personales y profesionales, a través de un sistema que no les agobie. Se creyó que la solución estaba en la formación online… pero se aprende mucho de lo que dicen los otros y para eso es necesaria la presencia. Tiene una repercusión muy positiva la formación entre los mismos profesores.

De lo que se trata es de reilusionar al profesorado en su actividad docente y ponerlo en el sitio social que le corresponde. Que detecte las cosas positivas que hay en su centro, que se sienta orgulloso… Que venda lo que se hace, que hable de ello a la sociedad.

No puede ser que la ilusión se agoste con la complejidad administrativa que pesa tanto… y que se instale una especie de victimismo que al final se concreta en la necesidad de querer jubilarse.

Son muchas las metodologías innovadoras que intentan adaptar la forma de enseñar a los cambios sociales… ¿Todo vale en educación?

Las innovaciones educativas son avances innegables… pasa en el campo de la medicina, la industria, etc… cuando una cosa te convence la incorporas. Pero en el campo de la educación el poso que deja la experiencia profesional, te hace ver qué parte de las metodologías innovadoras son útiles y cuáles no.

Cada profesor tiene su forma de enseñar y tiene que reflexionar: de estas corrientes, de estas novedades, qué es de aplicación y en qué condiciones; qué cosas me vendría bien conocer... Luego valorarlas y aplicarlas en la medida en que sean útiles sin que tenga que cambiar su estilo educativo.

¿Cómo descubrir y fomentar buenos profesionales de la educación?

En la profesión del docente hay una dicotomía…hay profesiones que tienen mucho atractivo y son elegidas por los adolescentes. Y la de magisterio ocurre al revés…quizás por el desgaste que sufre el profesorado…Pero el nombre no gusta a los jóvenes. Sin embargo, cuando se analizan las actitudes para ser profesor... están en la línea de lo que a los jóvenes les gustaría desarrollar.

Su paso por la Dirección General de Formación Profesional del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes ha supuesto un nuevo impulso a la Formación Profesional ¿Qué significa la FP dual?

Estudio y trabajo. Estudiar lo mismo que practicas. Hay muchos modos de hacer la formación dual siempre que sea coherente. Los centros educativos y las empresas pactan la parte de responsabilidad de lo que tienen que aprender los chicos.

El sistema educativo ofrece distintas alternativas y oportunidades para garantizar la formación y cómo acercarla a la empresa a través de la FP dual. “Elegir bien nos permitirá afrontar el futuro con garantías de éxito”.

Como presidente del Consejo Escolar del Estado, ¿cuál es la función de este organismo?

Tiene la función de asesoramiento al Gobierno y de participación social. Realiza su labor mediante la emisión de dictámenes, informes anuales sobre el sistema educativo y propuestas de mejora en la educación que se plantean a la Administración central y a las autonómicas; publicaciones, etc. El CEE es un Observatorio de la realidad educativa... Lo que quiero es mantener y mejorar su imagen y visibilidad; dar cabida a todos los participantes… y mejorar la participación de todos sus componentes porque eso es una riqueza.

La participación de las familias en los centros tiene un impacto sobre el rendimiento escolar, ¿cómo potenciar esa colaboración familia-escuela?

No hay recetas comunes. La pregunta es: ¿qué puede hacer el centro? Del análisis se pueden sacar planes de acción. La autoevaluación es el principio de la mejora.  Partimos de que todos siempre queremos hacer las cosas un poco mejor. Siempre hay aciertos y también cosas para mejorar; si no compartimos esto, malamente podemos comprometernos. Y además de trabajar y cuestionarnos, es importante que la sociedad conozca la realidad del centro. La participación es básica y la presencia responsable de la familia da firmeza a la educación en la escuela.

Se pueden organizar programas de formación de padres…no obstante, siempre respetar la diversidad de funciones que les corresponden (padres, profesores, etc.) y aunar esfuerzos para conseguir los objetivos del centro.

 

Publicado en Entrevistas

Ruth es madre de dos niños con edades de 6 y 3 años. Vive en la Granja de San Ildefonso, hermoso municipio de la provincia de Segovia. Es una madre activa, positiva y comenta que a veces se siente un poco estresada. “Trabajamos los dos...y nos  intentamos organizar para poder hacer vida de familia y estar pendientes de la educación de los niños”. Rut ha participado en las escuelas de padres organizadas por Mejora tu Escuela Pública” e impartidas en la Escuela infantil municipal Agapito Marazuela, dirigida por el ayuntamiento. También forma parte del AMPA en el Centro público de primaria del mismo municipio.  A pesar del poco tiempo que tiene, para ella una prioridad es la educación. En esta entrevista nos transmite su experiencia y lo que ha supuesto para su vida personal y familiar las escuelas de padres.

 ¿Qué valoración haces de las escuelas de padres a las que has asistido?

Es la primera vez que participo...y me han encantado por muchas razones, entre otras, porque los grupos no son numerosos, no superamos los 15 y se transmiten muchos ejemplos que favorecen el interés…eso te da cercanía. Además acabamos siempre hablando e intercambiando impresiones entre los asistentes y el ponente. Es gratificante te sientes comprendida porque todos estamos en el mismo espacio "¡Madre mía! No sé qué hacer".

 ¿Cuál fue tu motivación para asistir?

 Me pillaron en una situación un poco conflictiva con el mayor de mis hijos por celos...y la sensación que tenía era que estaba muy pendiente de él y no hacía mucho caso del bebé; que ya empezaba a interactuar... y el asistir me ayudó.  En esa situación un poco complicada me limitaba a buscar recetas, técnicas e información por internet porque no conocía estos talleres. Que la escuela infantil nos lo planteara, me pareció una idea magnífica. Yo no quiero una escuela que sólo me sirva para depositar al niño y ya está. En este curso ya nos han pasado una encuesta para renovar y mis temas favoritos de momento son rabietas y los celos.

 El contenido de las sesiones… ¿Facilita la práctica?

Las sesiones a las que he asistido han sido: Rabietas y Celos. Educar sin tiempo y Pan nuestro de cada día.  Desde mi punto de vista, es fácil llevar el contenido de las sesiones a la práctica siempre que seas constante…porque ocupa tiempo. Se requiere quitarlo de otras cosas. No obstante merece la pena…Para la vida diaria necesitamos información, sugerencias y ejemplos que nos ayuden a manejar mejor todo lo que se manifiesta en esas edades como las rabietas, etc. De hecho el tiempo se nos pasaba muy rápido y lo alargábamos mucho compartiendo experiencias, aplicando herramientas... paneles, etc.

 Formas parte del AMPA del centro público de Primaria…

 Sí. Algunos padres no participan en el AMPA y no saben las actividades que se organizan. Hay mucho desconocimiento y también falta de motivación. Este año se presentó la nueva directiva e informaron lo que se hace durante el año con las cuotas…una forma de animar a que los padres participen más y tengan capacidad de iniciativa. Es positiva la participación; se aprende sobre temas educativos y de gestión para los que quizá no estás totalmente preparada. Por lo tanto desde mi punto de vista, la participación de los padres en el AMPA incide en una mejora de la educación.

 Para una mayor participación de los padres… que te parece que habría que mejorar

 El AMPA tiene que tener una empatía con la dirección del colegio...por poner un ejemplo: antes se hacía la fiesta de fin de curso en sábado y no iba mucha gente.

Este año la nueva directiva se ha involucrado. La hemos hecho en viernes. Los profesores estaban en las primeras horas del horario escolar organizando actividades. Se quedaron a comer junto con el equipo directivo y por la tarde las actividades seguían con el AMPA… y fueron muchas familias. Y eso se debe a que el AMPA ha dialogado más con la directiva y el colegio...

 Al final se ve la importancia de la relación Escuela-Familia

 Este año han trabajado por proyectos y no llevan libros... hay unos profesores que trabajan con ellos para que busquen información... Los papás que no están pendientes...lo notas en los niños que no sacan tan buenas notas y no se relacionan de forma natural con los demás.

En mi opinión la relación escuela-familia es fundamental.  Mis padres siempre han participado... Y creo que eso lo he heredado porque me ha servido. Y ahora la gran mayoría, puede ser por falta de tiempo, organización... nos cuesta más participar; aunque son factores comunes a todas las familias... lo que pasa es que hay que tener prioridades en la vida y marcarte metas. La experiencia que tuve con mis padres es que si los padres no se involucran en el colegio, la educación no termina de mejorar.

También quiero manifestar que necesitamos una ley de educación en consenso con todos los partidos para que mejore la enseñanza.

¿Qué dirías a esos padres, que por falta de tiempo... no tienen esa relación con el colegio?

 El tiempo hay que quitarlo de otro lado. Hay que involucrase y no dejar algo tan importante en manos de otras personas...

Publicado en Entrevistas

Carmen Perdices, con más de 30 años de experiencia docente, reflexiona en esta entrevista sobre  la importancia de las Escuelas de Padres. Se define como  maestra, madre de familia y una enamorada de la orientación familiar. En el IES Duque de Rivas, en Rivas-Vaciamadrid,  atiende a niños con necesidades especiales y en la Universidad Rey Juan Carlos imparte  la asignatura “Atención a la Diversidad” a futuros profesores. La educación es su vida. “Estoy convencida de que he tenido la suerte de trabajar en algo que es lo más importante para mejorar el mundo”.

¿Qué significa ser orientadora familiar?

La orientación familiar la descubrí cuando mi hijo mayor era pequeñito acudiendo, como ahora acuden muchos padres y madres, a sesiones para recibir herramientas que nos ayudaran en nuestra función de educadores. Para mí fue un descubrimiento el darme cuenta que en una familia donde se ríe y hay humor es mucho más fácil educar.

Ahora soy yo la que ayudo a formar a otras familias, a favorecer que los padres asuman y ejerzan de forma positiva y eficaz su papel de guías de sus hijos en cada etapa de desarrollo para que puedan ser felices. También se les ayuda a generar recursos y estrategias para abordar las situaciones que les preocupan. El objetivo de la Orientación Familiar, es que los hijos sean felices y esto es  un proceso en el cual los padres podemos hacer mucho.

¿Cómo se realiza esta ayuda a los padres y madres de la escuela pública?

Esto lo hacemos a través de la organización de talleres, de Escuelas de Padres... Además desde esta perspectiva se considera que aumenta la capacidad de coordinación entre familia y el centro.

¿En qué consisten esas Escuelas de Padres?

Todos los padres quieren hacerlo bien y lo que se les proporciona son herramientas. Las Escuelas de Padres constituyen una actividad fundamental dentro de MEP. Están orientadas a facilitar a las familias con hijos en la escuela pública, a que participen activamente en la educación de sus hijos. Para ello se les dota de estrategias educativas, que les ayuden a abordar las dificultades con las que se encuentran en el día a día, para alcanzar metas o para resolver situaciones de conflicto. Y todo ello a través de una formación continuada. Igualmente se estimula la cooperación entre padres y profesores de los centros escolares.  Toda esta información se encuentra en la web de MEP.

Yo conozco MEP desde hace mucho tiempo  por compañeros/as  y coincido con su filosofía:   mejorar la sociedad por medio de la educación y el progreso de las personas. Principios de respeto, de trabajo en común de padres y profesores, de buscar las cosas que nos unen en educación por encima de las ideologías o sistemas corporativos…todos estos aspectos,  considero que son  la clave de la mejora de la educación.

En estos momentos soy la coordinadora de las Escuelas de Padres que Mejora tu Escuela Pública imparte en centros escolares. Y si estoy colaborando en estos temas es porque creo que la orientación familiar  es una gran ayuda. Y compartir y formarte con otros padres es de las mejores cosas que voy descubriendo; amigos con los que compartir  inquietudes, ilusiones, preocupaciones y esto es una maravilla. Te vas relacionando con padres y madres que tienen las mismas inquietudes que es  hacer felices a los hijos.

Las familias …¿tienen una actitud participativa?

La experiencia es muy positiva. Los padres están interesados en educar a sus hijos y quieren hacerlo bien.  Necesitamos más optimismo… más  confianza en que podemos cambiar las cosas y que las personas somos susceptibles de mejorar.

A veces pido algún profesor que pase a sus  alumnos una encuesta donde les pregunto por la relación con sus padres: sobre las cosas que cambiarían en su familia, normas que les parece bien, etc…

Las respuestas que salen con regularidad son que están contentos, que  entienden las normas que les ponen; les admiran porque son trabajadores, pacientes… En definitiva, los hijos/as son generosos a la hora de valorarnos. Lo que los hijos/as piden es tiempo, comprensión…

Lo más  emocionante  es cuando los padres descubren como son sus hijos, lo que necesitan y lo importante que son para ellos y la gran oportunidad que tienen en ayudarles.

Como padres  lo mejor que podemos hacer es que preguntarnos qué hijo le voy a dejar a este mundo.

Publicado en Entrevistas

Rocío Ramos-Paúl, "Supernanny"

No utiliza trucos ni varitas mágicas. Sin embargo, como en el cuento de Hamelín, los niños y niñas más problemáticos bailan a su son.

Por Eroski Comsumer

La perfecta combinación de templanza, rigidez y afecto que utiliza esta experta, que también es madre, es la envidia de miles de padres que siguen con máxima atención a "Supernanny". Ella es capaz de llevar la paz y la calma a un hogar caótico. Detrás de este popular personaje televisivo se halla Rocío Ramos-Paúl, licenciada en Psicóloga y máster en Psicología Clínica, pero ante todo, una gran educadora.

Acaban de estrenar la séptima temporada de "Supernanny". ¿Cuál es la clave del éxito de este formato?

Es muy creíble, ya que las dificultades que se muestran en el programa son bastante cercanas a todo el mundo. Es frecuente tener un niño que se coge rabietas, con un problema de alimentación, que sufre pesadillas o que pega a otros.

¿En estos momentos hay más padres desesperados que antes?

Más que los padres, han cambiado las circunstancias. Pero no hay que pensar si antes era mejor o peor, sino en que este es el momento que ha tocado vivir y es en el que hay que educar.

¿Los niños de ahora son diferentes a los de antes?

En la actualidad, hemos aprendido a darle mayor importancia a la infancia y hemos estimulado más a los niños. Ahora son más listos, son capaces de contestar o razonar cuestiones que antes no podían y tienen más capacidad de entender las cosas. Esto es buenísimo, porque les hemos hecho más inteligentes, pero es un factor que a veces no tenemos en cuenta en el momento de educar.

¿La falta de tiempo y el ritmo apresurado de las familias provoca que los padres sean más tolerantes y permisivos?

Sí. Los padres se sienten culpables de que el niño pase poco tiempo con ellos y se vuelven más permisivos con actuaciones como "para que voy a enseñarle yo si ya lo hacen en el colegio" o "no voy a dejar que se frustre, ya lo hará cuando sea mayor". Cuando son pequeños es muy fácil satisfacer sus deseos con una chuchería o un cromo, pero luego cuando crecen hay que aprender a decirle que no a cosas más importantes y la situación se puede complicar mucho por no haber sabido actuar antes.

En la mayoría de sus propuestas el cambio en la actitud del niño requiere una modificación previa del comportamiento de los progenitores. ¿Son ellos los culpables de los problemas que tienen sus hijos?

"Si solo utilizamos el castigo y abusamos de él, deja de tener efecto"

A mí no me gusta hablar de culpables, es más bien una cuestión de no saber hacer. Es cierto que hay que empezar por cambiar el comportamiento de los padres, porque ellos hacen que cambie el niño. El que se equivoca es el progenitor y es normal, lo importante es saber reconocerlo y plantearse el camino para hacer las cosas de otra manera.

En ocasiones, los padres se olvidan de que son solo niños. ¿Exigen demasiado?

Hay que relajarse. A veces se nos olvida que es muy importante disfrutar de la maternidad o la paternidad y el exceso de exigencia, en algunos casos, hace que esta parte pase de puntillas por las casas.

¿Cuáles son las actitudes de los progenitores menos recomendables para la educación de los pequeños"?

Un primer gran error es señalar en exceso los comportamientos negativos y más aún, señalar al niño con frases típicas como "eres malo" o "eres vago", en lugar de decirle: "esto hay que hacerlo de este modo" o "tienes que ordenar tu habitación". Además, conviene marcar unos límites clave y que el niño los conozca. No hay que ser incoherente con actitudes como "hoy te castigo por esto y mañana no". Por último, un gran fallo es no reconocer los logros del niño, esto afecta de forma significativa a su autoestima.

¿Y las que más educan?

Lo mejor para educar es crear hábitos, poner límites y querer mucho al niño y demostrárselo. Esa es para mí la base de toda la educación. Por eso es importante señalarle lo que hace bien y premiarle no con algo material sino con un gesto o unas palabras de reconocimiento y permitirle que se equivoque. De esta manera, aprenderá a buscar soluciones.

Pasar muchas horas con los niños o tiempo de calidad. ¿Qué es más recomendable?

En las circunstancias que vivimos hoy en día los padres tienen que evaluar con sinceridad cuánto tiempo pueden estar con los niños y entender que tener hijos implica ciertas renuncias. Una vez realizada esta reflexión, hay que intentar que el tiempo del que se dispone sea de calidad. Esto quiere decir que el niño sea el protagonista de ese tiempo e implica, además de jugar con él y hacerle sentir querido, saber decirle que no cuando sea necesario, ponerle normas y respetar unos hábitos.

Con frecuencia los progenitores adquieren el papel del "bueno" y el "malo". ¿Es contraproducente esta actitud?

Educar es muy relativo y cada progenitor puede tener un estilo diferente. Uno puede ser más dulce y afectivo cuando pone una norma, sin dejar de ser firme y otro tener un carácter más fuerte. El problema surge cuando se registra una incoherencia entre ambos en cuanto a las consecuencias de determinados comportamientos o cuando uno u otro no las establecen o no las respetan. Esto lleva al niño a la confusión.

Es desobediente, no duerme, no come, grita... ¿En qué momento deben plantearse los padres solicitar la ayuda de un especialista?

Cuando se encuentre una dificultad que no sepan resolver. Cuando se den cuenta de que lo ha intentado y no es posible solucionarlo y se crean dinámicas en el hogar que generan un ambiente de tensión. Ese es el momento.

¿Qué recomienda a los padres para enfrentarse a las rabietas?

"Las rabietas entre los dos y cuatro años se tienen que dar"

Las rabietas que se dan en la etapa entre los dos y cuatro años se tienen que dar: los niños gritan y hacen estas cosas porque no saben contar lo que les pasa. Hay que enseñarle que esa no es la forma adecuada de expresar su enfado, cansancio o malestar. Cuando el niño muestra una rabieta, que suele venir precedida de un "no lo puedes hacer", hay que hacerle ver que ese comportamiento no le vale, que cuando esté más tranquilo le atenderemos. El peligro es que el niño vea que con el llanto puede conseguir todo lo que quiere.

¿Cómo deben actuar los padres y madres ante un niño desobediente?

La clave esta en las consecuencias. Tienen que ser positivas y negativas, no es válido limitarse a castigar, siempre hay que premiar también aquello que quiero que vuelva a repetirse. Esta es la forma de que aparezca una conducta. Si se aplica este patrón de forma sistemática y se convierte en una forma de educar, será más fácil afrontar etapas posteriores más complicadas como la adolescencia.

¿Cómo deben ser los castigos?

El castigo implica imponer al niño algo que no le guste y será efectivo siempre que sea inmediato a la conducta que se quiere corregir y que sea igual en intensidad a esta. Si se cumplen estos criterios el castigo está bien puesto y es una forma válida para eliminar una conducta, pero no la única. Si solo utilizamos el castigo y abusamos de él, deja de tener efecto, por eso, es importante combinarlo con los premios o con la imposición de una tarea reparadora.

En su último libro, 'Mi hijo no come', aborda uno de los temas más controvertidos en las familias. ¿Qué factores originan un problema con la alimentación?

Investigaciones recientes apuntan a que en torno a los 2-3 años los niños experimentan una especie de fobia a probar alimentos nuevos. Si se supera esta etapa animándole a comer cosas nuevas en vez de tirar la toalla con el "con tal de que coma me da igual" es probable que luego coma de todo. También está la modalidad de "padres batidora", que trituran toda la comida porque si no el niño no come, o los que les ponen siempre los mismos platos. Son acciones que tienen mucho que ver también con las prisas que imperan en los hogares hoy en día.

Si tuviera que elegir una norma básica para aplicar en las familias, ¿cuál sería?

Una fórmula que funciona es intentar, en la medida de lo posible, obviar o no atender las conductas negativas del niño y reforzar o premiar todas aquellas que sean positivas. Si se mantiene esta norma y se adopta como filosofía no falla, porque provoca que se repita lo adecuado y que desaparezca lo inadecuado. Es lo más parecido a una fórmula mágica si va de la mano con la demostración cada día de lo mucho que les queremos.

Publicado en Enfocados en educar

Hemos recopilado los siguientes blogs dedicados a educación y dislexia, que resultarán de interés no sólo para los profesores sino también para las familias.

1.Asandis, Asociación Andaluza de Dislexia: “Concienciar al profesorado y a los diferentes responsables de la educación de la situación real, sus dificultades y de la necesidad de abordarla con ayuda de todos”. Este es uno de los objetivos de este esta asociación que cuenta en su página web con su propio blog.  Noticias sobre jornadas, documentación de interés o guías de buenas prácticas que ayudan a saber cómo actuar ante la dislexia son algunos de los materiales disponibles.

2.DISL3XIALa actitud de los profesores ante un alumno con dislexia, protocolo de detección para niños a partir de cuatro años de edad o webs de interés sobre esta materia son algunas de las entradas disponibles en el blog de DISL3XIA. También es posible consultar herramientas de interés que incluyen  problemas de aprendizaje a resolver, ejercicios, test on-line, juegos para niños o tecnología aplicada, entre otras opciones. También se da cabida a materiales enfocados al trastorno por déficit de atención con hiperactividad.

3.La Psico-goloteca: Este blog resulta de interés para todas aquellas personas interesadas en ‘temas relacionados con la intervención en necesidades educativas especiales, dificultades de aprendizaje y dificultades en el desarrollo del lenguaje’ como indica su creadora, María José de Luis. Cuenta con un apartado dedicado a la dislexia con artículos, herramientas y consejos.

4.Dificultades lectoras: ¿Cómo ayudar a mi hijo con dislexia a leer?, consejos para padres, docentes y alumnado, orientaciones a profesores y padres, o dislexia: ayuda en casa. Éstas son algunas de las cuestiones planteadas en este espacio, que también recopila algunas direcciones de asociaciones vinculadas a la dislexia.

5.Blog Dislexia y Discalculia.com: Profesionales de la psicología, la pedagogía, el e-learning y la neurocognitiva son los responsables de este blog en el que tienen cabida herramientas de apoyo y nuevos métodos de enseñanza.

Además, puedes consultar una completa recopilación de recursos para trabajar con alumnos disléxicos. Haz clic aquí.

Publicado en Enfocados en educar
Por Jesús Alcalá Recuero; Laura Martin Martínez; Gemma Ruiz Varela,
Director; Subdirectora de los Grados de Educación Infantil y Primaria; Coordinadora de Prácticas Externas de los Grados de Educación Infantil, Primaria y Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de la Universidad Francisco de Vitoria (Madrid)
 
El presente en que vivimos es muy complejo; no es posible educar acertada y adecuadamente en los centros educativos si estos no establecen complicidad con las familias. A los docentes no les queda otro camino para lograr el éxito educativo que contar con los padres para que exista coherencia entre lo que se hace en casa y en la escuela.  Los padres no deberían educar a sus hijos al margen de los centros educativos. Familia y escuela no pueden trabajar aisladas.
 
 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información

x

Información MEP

Déjanos tu email y te escribiremos para comunicarte los eventos que organizamos.