Martes, 12 Diciembre 2017 | Login

Ruth es madre de dos niños con edades de 6 y 3 años. Vive en la Granja de San Ildefonso, hermoso municipio de la provincia de Segovia. Es una madre activa, positiva y comenta que a veces se siente un poco estresada. “Trabajamos los dos...y nos  intentamos organizar para poder hacer vida de familia y estar pendientes de la educación de los niños”. Rut ha participado en las escuelas de padres organizadas por Mejora tu Escuela Pública” e impartidas en la Escuela infantil municipal Agapito Marazuela, dirigida por el ayuntamiento. También forma parte del AMPA en el Centro público de primaria del mismo municipio.  A pesar del poco tiempo que tiene, para ella una prioridad es la educación. En esta entrevista nos transmite su experiencia y lo que ha supuesto para su vida personal y familiar las escuelas de padres.

 ¿Qué valoración haces de las escuelas de padres a las que has asistido?

Es la primera vez que participo...y me han encantado por muchas razones, entre otras, porque los grupos no son numerosos, no superamos los 15 y se transmiten muchos ejemplos que favorecen el interés…eso te da cercanía. Además acabamos siempre hablando e intercambiando impresiones entre los asistentes y el ponente. Es gratificante te sientes comprendida porque todos estamos en el mismo espacio "¡Madre mía! No sé qué hacer".

 ¿Cuál fue tu motivación para asistir?

 Me pillaron en una situación un poco conflictiva con el mayor de mis hijos por celos...y la sensación que tenía era que estaba muy pendiente de él y no hacía mucho caso del bebé; que ya empezaba a interactuar... y el asistir me ayudó.  En esa situación un poco complicada me limitaba a buscar recetas, técnicas e información por internet porque no conocía estos talleres. Que la escuela infantil nos lo planteara, me pareció una idea magnífica. Yo no quiero una escuela que sólo me sirva para depositar al niño y ya está. En este curso ya nos han pasado una encuesta para renovar y mis temas favoritos de momento son rabietas y los celos.

 El contenido de las sesiones… ¿Facilita la práctica?

Las sesiones a las que he asistido han sido: Rabietas y Celos. Educar sin tiempo y Pan nuestro de cada día.  Desde mi punto de vista, es fácil llevar el contenido de las sesiones a la práctica siempre que seas constante…porque ocupa tiempo. Se requiere quitarlo de otras cosas. No obstante merece la pena…Para la vida diaria necesitamos información, sugerencias y ejemplos que nos ayuden a manejar mejor todo lo que se manifiesta en esas edades como las rabietas, etc. De hecho el tiempo se nos pasaba muy rápido y lo alargábamos mucho compartiendo experiencias, aplicando herramientas... paneles, etc.

 Formas parte del AMPA del centro público de Primaria…

 Sí. Algunos padres no participan en el AMPA y no saben las actividades que se organizan. Hay mucho desconocimiento y también falta de motivación. Este año se presentó la nueva directiva e informaron lo que se hace durante el año con las cuotas…una forma de animar a que los padres participen más y tengan capacidad de iniciativa. Es positiva la participación; se aprende sobre temas educativos y de gestión para los que quizá no estás totalmente preparada. Por lo tanto desde mi punto de vista, la participación de los padres en el AMPA incide en una mejora de la educación.

 Para una mayor participación de los padres… que te parece que habría que mejorar

 El AMPA tiene que tener una empatía con la dirección del colegio...por poner un ejemplo: antes se hacía la fiesta de fin de curso en sábado y no iba mucha gente.

Este año la nueva directiva se ha involucrado. La hemos hecho en viernes. Los profesores estaban en las primeras horas del horario escolar organizando actividades. Se quedaron a comer junto con el equipo directivo y por la tarde las actividades seguían con el AMPA… y fueron muchas familias. Y eso se debe a que el AMPA ha dialogado más con la directiva y el colegio...

 Al final se ve la importancia de la relación Escuela-Familia

 Este año han trabajado por proyectos y no llevan libros... hay unos profesores que trabajan con ellos para que busquen información... Los papás que no están pendientes...lo notas en los niños que no sacan tan buenas notas y no se relacionan de forma natural con los demás.

En mi opinión la relación escuela-familia es fundamental.  Mis padres siempre han participado... Y creo que eso lo he heredado porque me ha servido. Y ahora la gran mayoría, puede ser por falta de tiempo, organización... nos cuesta más participar; aunque son factores comunes a todas las familias... lo que pasa es que hay que tener prioridades en la vida y marcarte metas. La experiencia que tuve con mis padres es que si los padres no se involucran en el colegio, la educación no termina de mejorar.

También quiero manifestar que necesitamos una ley de educación en consenso con todos los partidos para que mejore la enseñanza.

¿Qué dirías a esos padres, que por falta de tiempo... no tienen esa relación con el colegio?

 El tiempo hay que quitarlo de otro lado. Hay que involucrase y no dejar algo tan importante en manos de otras personas...

Publicado en Entrevistas

¿Por qué me desobedece mi hijo? ¿Cómo actuar para evitarlo? Aunque parezca que tu hijo es pequeño porque tiene entre dos y cinco años, hay “trucos” para actuar ante el “no lo he oído”, “luego voy”, “no quiero” o “no lo hago”. Éste es el interesante tema propuesto por una de nuestras lectoras, Marta Blanco, pero que es común en la mayoría de las familias.

@padresycolegios

LEER EL ARTÍCULO COMPLETO

Publicado en Enfocados en educar

 

 

El objetivo principal que tiene esta guía práctica de Orientación Profesional para padres es ofrecer a las familias la información relevante para que puedan formarse su propio criterio a la hora de entender, enfocar y asesorar, desde la responsabilidad parental, todo el proceso de Orientación Profesional de sus hijos. Los contenidos que se abordan por los tutores que han colaborado en este manual, facilitan a los padres las claves fundamentales para valorar las distintas alternativas y oportunidades que el sistema educativo y laboral ponen a su alcance.

 Acceder a la guía

 

Publicado en Noticias

 

El AMPA del IES José Mª Pereda organiza SESIONES PARA PADRES los  días 6, 13, 20 y 27 de noviembre en el salón de actos.

Horario de 19:00 a 21.00 horas.

La educación de los hijos entraña una aventura que se emprende con la ilusión de alcanzar una meta: la felicidad de nuestros hijos

 

Publicado en Enfocados en educar

 

Con la llegada de la preadolescencia y la adolescencia el cuerpo de tus hijos cambia y se va convirtiendo poco a poco en el de un adulto. Pero los cambios no son solo físicos, sino que además van acompañados de un desarrollo psicológico y social complejo que los padres no siempre saben cómo afrontar. Recopilamos ocho consejos y una completa selección de recursos para que comprendas los cambios que experimentan tus hijos durante esta etapa, afrontes los retos que suponen y les ayudes a convertirse en adultos responsables y equilibrados.

Más información

OCHO CONSEJOS PARA AFRONTAR ESTA ETAPA

La preadolescencia marca el paso de la niñez a la adolescencia y se sitúa entre los 9 y los 13 años. A partir de los 13 años la preadolescencia da paso a la adolescencia y los cambios se aceleran todavía más. Ambas etapas integran un período en el que el niño ya no es pequeño pero tampoco adulto y los cambios en la apariencia (el cuerpo, los rasgos, la voz…) van acompañados de modificaciones en los comportamientos, emociones y conductas, que mezclan actitudes infantiles y juveniles. Generalmente, el fin de la adolescencia y la llegada de la juventud se establecen entre los 18 y los 20 años.

Es importante estar atentos al desarrollo del niño durante estos años para detectar posibles problemas y ayudarle cuando lo necesite. Los siguientes consejos te darán claves para estar a su lado y saber reaccionar ante los cambios o conflictos.

  1. Mantén la calma y apóyale. Es importante que tengas paciencia y recuerdes que, aunque a veces muestre rechazo, en esta etapa el niño necesita especialmente el apoyo de las personas que le rodean y le quieren. Se trata de un periodo confuso y en el que la autoestima baja y la seguridad se tambalea. Esto puede generar agresividad, cambios de humor repentinos o actitudes duras hacia los padres, pero trata de evitar el enfrentamiento, aporta siempre la visión adulta y muéstrale tu cariño incondicional.
  2. Escucha y pregunta. Durante esta etapa el adolescente puede tender al aislamiento y evitar las conversaciones con los padres. Haz que se sienta escuchado cuando se decida a contarte algo, no le juzgues, pregúntale cómo se siente, pide su opinión y demuéstrale que te interesa lo que piensa. Puedes aprovechar momentos cotidianos y tranquilos para dedicar tiempo a charlar de todo tipo de temas, ayudarle a comprender sus sentimientos, sus cambios físicos o las nuevas experiencias a las que se enfrenta y fomentar la comunicación en el ámbito familiar.
  3. Fomenta el razonamiento y la lógica. El cuerpo de tu hijo está cambiando pero su capacidad de tomar decisiones y actuar con lógica y responsabilidad todavía no ha madurado. Por eso es importante que le guíes, trabajes con él el pensamiento razonado y crítico y el respeto mutuo. Con ello le ayudarás a afrontar las transformaciones cognitivas que está experimentando y a desarrollar las estrategias intelectuales que exige la edad adulta.
  4. Trabaja la responsabilidad. Si das a tu hijo ciertas responsabilidades, teniendo en cuenta su grado de madurez y a sus capacidades, le mostrarás que empiezas a tratarle como un adulto y ayudarás a su desarrollo psicológico y a la adquisición de valores.
  5. Involúcrate en su educación. El fracaso escolar es uno de los peligros de esta etapa y tu labor es importante para evitarlo. Apoya su esfuerzo, infórmate de sus avances en el centro escolar y destaca sus capacidades y destrezas. Es recomendable controlar especialmente que se mantengan unas rutinas en casa que completen el trabajo en el aula, para evitar que el adolescente pierda el ritmo y el interés, quede atrás en el centro escolar y se plantee el abandono de los estudios. También será el momento de que le ayudes en la toma de decisiones respecto a los estudios y su futuro laboral.
  6. Mantén unas normas. Aunque le des cierta libertad y autonomía, las reglas y la rutina ayudan a establecer la estructura de seguridad que el adolescente necesita. Sin embargo, permite cierta negociación al establecer las normas, evita presionarle y no crees expectativas demasiado altas que no pueda alcanzar. El fracaso es parte del aprendizaje, y el castigo, en caso de comportamientos inadecuados, debe ser razonable y constructivo.
  7. Cuida su salud. Aunque la adolescencia es una etapa con menos riesgo de enfermedad que la infancia, hay que seguir cuidando el cuerpo para que el desarrollo sea correcto. La alimentación es fundamental, al igual que un descanso adecuado y el ejercicio físico, muy recomendable a estas edades.
  8. Vigila sus comportamientos y, ante problemas serios, busca ayuda. A estas edades pueden aparecer rasgos de agresividad o depresión, los primeros acercamientos al alcohol y las drogas, amistades poco recomendables, trastornos alimenticios o signos de adicción a la tecnología, Internet o las redes sociales. Es importante que estés atento a cualquier detalle preocupante en la actitud de tu hijo y lo comentéis con naturalidad. Si tienes dudas o lo consideras necesario, consulta con el centro escolar y acude a un profesional de la psicología. Con ello también le enseñarás que no es necesario afrontar solo los problemas y que debe pedir ayuda cuando lo necesite.
Publicado en Enfocados en educar
Viernes, 02 Octubre 2015 00:00

Construye jugando

Todos sabemos que dos más dos son cuatro. Y los niños saben que cuando alguien les hace un regalo deben de dar las gracias. Pero eso son normas que, de algún modo, están establecidas, y la a creatividad es la forma que tenemos de inventar nuestras propias reglas; y los niños deben saberlo. Por ello, debemos enseñarles la capacidad que tienen de crear por sí mismos.

Por Camino Casado

La creatividad como tal surge de la fantasía y la imaginación, y sale de lo convencional para llenar los huecos que la mente racional no es capaz de recopilar; de pensamientos e ideas que van más allá de la realidad. Y esto no sólo se aplica a los adultos, ya que los niños son los que pueden desarrollar un gran potencial que de mayores les será de gran ayuda. Y como siempre, los padres deben ser los impulsores; deben aprender a darles alas; pero no decirles como volar.

“Los padres son los primeros que tienen que tener una predisposición hacia la creatividad, de manera que le permitan al niño jugar libremente, inventar y que no coarten su juego indicándole cómo tiene que hacerlo” afirma Sonia Pérez Romera, experta en contenidos pedagógicos de Imaginarium.


La creatividad, expresión de libertad

Todo lo que los niños necesitan para ser verdaderamente creativos es la libertad para comprometerse por completo al esfuerzo, y convertir la actividad en la cual están trabajando en algo propio y de lo que se sientan orgullosos.

“Es fundamental que el niño no esté ni coartado ni plenamente dirigido por el adulto. Hay que dejar que el niño juegue con el juguete como quiera o que invente nuevas normas sin decirle por ello frases como “así no se juega” o “esto lo has puesto mal”. Esto hará que no esconda su creatividad al pensar que no está jugando al juego correctamente”, asevera Sonia Pérez.

“A día de hoy, los niños, y por desgracia los adultos, tenemos demasiadas ocasiones en las que nuestra creatividad se ve cortada. Acostumbramos a los niños a usar los objetos de una determinada manera y con un fin concreto, perseguimos las formas únicas de entender las cosas, les enseñamos fórmulas únicas de responder preguntas, de aprender temas, de resolver ejercicios, incluso los itinerarios escolares son muy concretos”, dice Juanjo Almenara, pedagogo y director de la oficina de Kumon en Madrid.


Actividades acordes con la edad

Lo importante es recordar que en cualquier actividad creativa lo fundamental es el proceso de la expresión propia. Las experiencias creativas ayudan los niños a mostrar y enfrentar sus sentimientos. La creatividad también fomenta el crecimiento mental en niños porque provee oportunidades para ensayar nuevas ideas y probar nuevas formas de pensar y de solucionar problemas.

Las actividades creativas deben estar acordes a su edad, ya que no todos los juegos pueden ayudarles a fomentar su proceso creativo.
“A los más pequeñitos, les podemos dar vehículos y muñequitos que representen objetos y personajes de la vida real para que los vayan identificando y hagan su primer acercamiento al mundo social. También pinturas para los primeros garabatos.

Posteriormente, cuando entramos en la etapa del juego simbólico les podemos proporcionar juegos de construcción o maletines de oficios y cocinitas que les permitan imaginar situaciones y representarlas.

Cuando el niño ya tiene la coordinación bastante desarrollada puede empezar a jugar con los juegos de manualidades que requieren habilidad como crear joyas con abalorios, o recortables. Los libros también estimulan la creatividad, ya que todas sus historias hacen que los niños las imaginen, las representen en su cabeza y anticipen un final”, resalta Sonia Pérez.


Quitarles el miedo a fracasar

Debemos enseñar a los niños a que cuando no saben hacer algo o las cosas se complican, no siempre habrá un adulto al lado que le ayude y le solucione el problema.
“Debemos dejar que “lo intenten”, debemos evitar que los niños tengan miedo a equivocarse. Eso ocurre mucho en la sociedad y escuela actual. Hemos sido capaces de desarrollar en nuestros niños un miedo atroz a equivocarse, claro, porque el error está visto y entendido como algo negativo, no como lo que realmente es, una nueva oportunidad de aprendizaje”, dice el pedagogo Juanjo Almenara.

Todos los niños nacen creativos, enormemente creativos, y es responsabilidad de los mayores que lo sigan siendo.

Publicado en Enfocados en educar
Lunes, 28 Septiembre 2015 00:00

Envidia y sindrome de Solomon

Entre las diferentes causas que rigen y dirigen la conducta humana, la opinión de los demás congéneres tiene una fuerza y peso fundamental.

La envidia y el síndrome de Solomon son dos caras de la misma moneda, por un lado la frustración ante el éxito ajeno y por otro el esfuerzo por evitar críticas y ocultar así nuestro propio éxito.

El ser humano es social por naturaleza, y es de esperar que su necesidad por pertenecer a un grupo, por ser apoyado y arropado por el grupo, por recibir cariño y aprobación, le lleve a modular su conducta para encajar en el grupo. ¿Pero hasta qué punto somos libres de decidir? ¿Cuándo dejamos de ser y nos boicoteamos a nosotros mismos por encajar en el grupo? ¿Qué nos lleva a envidiar el éxito ajeno?

La envidia

Empecemos por comprender la envidia. La envidia es una sensación que aparece ante el éxito de los demás. Es una sensación compleja en la que mezclan diversas emociones: rabia, enfado, tristeza,… La envidia es frustración que nos entristece, que nos hace enfadar y experimentar rabia.

La envidia se produce al observar el éxito en los demás. Ese éxito nos devuelve una imagen de lo que no tenemos y nos gustaría tener. El éxito ajeno recuerda el propio fracaso, lo hace más real y palpable. La frustración experimentada en ese momento, es la base de la envidia. Aceptar la propia frustración y reconocer el propio fracaso duele y es más fácil, en estos casos, criticar al otro, enfocar el enfado hacía aquél que consigue lo que se anhela.

El Síndrome de Solomon, es la otra cara de esta realidad. El temor a destacar, a salir de la norma y ser criticados (como consecuencia de la envidia), hace que nos boicoteemos a nosotros mismos y cambiemos nuestras ideas, que nos ocultemos incluso de nosotros mismos para no destacar y de este modo lograr encajar en el grupo.

El Síndrome de Solomon fue descrito por el psicólogo americano Solomon Asch. En 1951 el equipo de Solomon realizó un experimento en un centro de secundaria. Pidieron voluntarios para una supuesta prueba de visión, que en realidad era un estudio de la conducta humana, en concreto de la influencia del grupo en la opinión de un sujeto. En esta prueba se les presentaban a los participantes 4 líneas de diferentes longitudes, dos de ellas median exactamente lo mismo. A continuación los participantes debían decir cuales eran iguales. Antes de comenzar con la prueba, el equipo de Solomon daba instrucciones a todos, menos a uno de ellos. Se les indico que debían dar una respuesta errónea. El objetivo era observar las respuestas del único que no había recibido instrucciones. Éste, era también el último en responder.

 
Consecuencias
 
Publicado en Enfocados en educar

El filósofo y pedagogo toledano presentará a los partidos políticos su propuesta ‘Objetivo 5 Años’ para mejorar el sistema educativo de cara a las elecciones generales

Creador de la Universidad de Padres, Marina defiende el estímulo del talento juvenil y afirma que “sin educación, no hay futuro ni encaje social”

Asegura que “todavía utilizamos las tecnologías como los niños a los que les dan un juguete” y proclama que no hay 'ninis', sino "personas desanimadas, decepcionadas y automarginadas"

Más información por Alicia Avilés

Fotografia eldiarioclm.es

 

Publicado en Noticias

  • Cómo la genial productora, que estrena 'Del revés (Inside out)', envía en sus películas mensajes a los padres que los niños, felizmente, no captan

Por Juan Sanguino

El impacto de Pixar en la cultura popular colectiva camina entre el entretenimiento masivo y un revolucionario concepto de "para todos los públicos". Sus aventuras no solo funcionan en todas las edades, culturas y clases sociales, sino que además desarrollan sus relatos a dos niveles paralelos con dos lecturas alternativas: una misma escena apela a los niños y a los adultos a la vez, despertando sentimientos distintos y dejando una huella diferente en cada uno. Como asegura su fundador, John Lasseter, “la animación es el único género que realmente atrapa a toda la familia”.

Ah, un momento antes de continuar: qué es realmente Pixar y cuáles son sus logros. Estamos ante una empresa de cine animado por ordenador, cofundada por Steve Jobs (el cerebro de Apple) en 1986, cuyas películas son distribuidas por Disney (que la absorbió en 2006). Su Toy Story (1995) fue el primer largometraje íntegramente generado por ordenador. Sus filmes han ganado 7 Oscars a mejor película de animación y recaudado una media de 600 millones de euros. Mucho poderío. Su última entrega se ha estrenado este fin de semana, Del revés (Inside out), con espléndidas críticas.

En algunas ocasiones, Pixar ha multiplicado esta complejidad narrativa corriendo riesgos con momentos abiertamente adultos, que los niños son incapaces de percibir, como si fueran ultrasonidos que su cerebro deliberadamente ignora porque no están dirigidos a ellos. Su compañía madre, Disney, fue pionera introduciendo crueles escenas de pérdida (la muerte de la madre de Bambi o la de Mufasa, astutamente eclipsada por la inmediata aparición de Timón y Pumba), pero eran sentimientos identificables por los niños, tanto que generaciones enteras seguimos traumatizadas por ellas. Estas son las escenas con las que Pixar agarró por los hombros a los  adultos de la sala y les propuso emociones solo procesables con la experiencia y la madurez, tan imperceptibles por los niños que ni siquiera quedarán traumatizados por ellas.

'Ratatouille' (2007): Los 30 segundos que descubren un caso de 'bullying'

Un villano deshumanizado y sociópata es un recurso útil y universal en el cine de animación, pero a Pixar le bastaron 30 segundos para convertir a Anton Ego (implacable crítico gastronómico especializado en hundir restaurantes) en una víctima de nuestra sociedad. Ego prueba el ratatuoille (plato de hortalizas cocinadas por separado y aromatizadas con hierbas) de Alfredo Linguini, ese aspirante a chef ayudado por una rata, e inmediatamente sus sensaciones le transportan, como en un flujo de conciencia modernista, a las tardes en las que llegaba a su casa de pequeño, atemorizado por el maltrato de sus compañeros de colegio. El ratatouille que le cocinaba su madre representaba el amor más incondicional, la seguridad del hogar y la felicidad de saber que por unas horas su infierno había acabado.

Podemos atrevernos a asumir que esa madre era lo único que mantenía a Anton Ego vinculado al mundo, y que tras su muerte simplemente dejó de creer o interesarse por otros seres humanos y se convirtió en un ser amargado y cruel. 30 segundos desoladores 

Up’(2009): Nacimiento, vida y muerte de un matrimonio en 10 minutos

Un cruel juego con la expectativa nos llevó a creer que los dos niños solitarios y soñadores que abren Up serían los protagonistas del filme. Qué equivocados estábamos. Ellie estará muerta a los 10 minutos de película. Un apabullante manejo de la elipsis repasa la emotiva vida en común de Ellie y Carl, que son un equipo y pasan juntos por las frustraciones y la cotidianidad que solo alguien que haya tenido relaciones sentimentales puede hacer suyas. Un prólogo intrascendente para los niños, que no serán invitados a la película hasta que la casa salga volando. Sin duda se olvidarán de estos tremendos primeros 10 minutos, pero sus padres no podrán quitárselos de la cabeza.

‘Toy Story 3’ (2010): asumir la inevitable muerte

Toda Toy Story 3 es una maniobra de distracción (mediante chistes y tropezones) para mirar a los ojos a la generación que se crió con Toy Story y decirle: “Madurar es encontrar tu lugar en el mundo, y no, no es fácil para nadie”. Unos juguetes a los que les han arrebatado su única función (hacer felices a los niños) y que por tanto se cuestionan para qué están en el mundo, en una angustiosa parábola del “pienso, luego existo” que alcanza un inaudito clímax en la escena de la fundición.

Los juguetes están atrapados en una cinta de escombros que inevitablemente les arrojará al fuego. Su instinto de supervivencia les empuja a luchar contra ello, hasta que de manera colectiva se dan cuenta de que no hay esperanza. Se acabó. Se agarran las manos, intentan no parecer aterrorizados y esperan su destino concluyendo, como en Perdidos, que “si no aprendemos a vivir juntos, vamos a morir solos”. Al fin y al cabo, ya han sufrido el mayor miedo de cualquier individuo: dejar de tener identidad. Mientras ven la escena, los padres, en la butaca, se estremecen. Los niños, sin embargo, no entran en profundidades y disfrutan. Mejor así.

‘Los increíbles’ (2004): El adulterio

Un exsuperhéroe frustrado con su existencia anodina ya es un protagonista difícil de captar para un niño, cuya vida es emocionante por el simple hecho de existir. Cuando se plantea el regreso a la lucha contra el crimen, Bob vuelve a la ilusión y a la doble vida. Su mujer, Helen, teme haber perdido a su marido, cree que le engaña con otra e incluso entiende que Bob necesite escapar de la vida gris que han construido juntos.

Hundida, Helen se rinde y se despide de su marido recordándole que le quiere mucho. Es el plano de una mujer que ha aceptado su derrota y que, con dos hijos hiperactivos y una hija invisible, ni siquiera tiene fuerzas para entrar en cólera. El adulterio, tan aceptado por los mayores y que los niños todavía no entienden.

‘Buscando a Nemo’(2003): El pez con trastorno de personalidad múltiple

Uno de los conceptos preferidos de Pixar es la construcción de comunidades obligadas a trabajar juntas, que va más allá de losamigos improbables heredado de Disney. El acuario en el que recala Nemo está lleno de peces extravagantes que obviamente no están bien de la cabeza, viviendo encerrados en la consulta de un dentista. Deb es un pez castañuela que está como unas ídem y cree que su reflejo es su hermana gemela, Flo, de la que no se fía en absoluto pero sin la cual no puede vivir.

El guión juega con la inexistente memoria de los peces, aunque el resto de personajes (con excepción de Dory) sí que la tiene, y a diferencia de Deb/Flo, ninguno se comporta como si tuviese síndrome de Asperger y fuese incapaz de elaborar asociaciones mentales o emocionales con su entorno. La doble personalidad del pez da para enredos cómicos aunque implique la desesperación de Deb cuando el plancton de la pecera no le deja encontrar a su hermana. He aquí un caso de trastorno de personalidad múltiple. “¿Qué es eso, mamá?”. “Ya lo aprenderás cuando seas mayor, mi vida”, se oye en las butacas.

‘Wall-e’ (2008): El descubrimiento del amor

Los niños perciben el amor como un sentimiento colectivo que engloba la amistad, la familia y las parejas. Los niños asumen que Wall-e y Eva se hacen amigos, pero los adultos sí reconocemos la mano temblorosa del robot que lleva una eternidad (en la cual le ha dado tiempo a empaquetar todo el planeta Tierra en cajas) solo, con el único lazo afectivo de Barbra Streisand en un el vídeo VHS deHello Dolly. Efectivamente, está muy solo.

Cuando Eva convierte sus extremidades en manos para agarrar un objeto, Wall-e siente un deseo poderoso de tomar su mano, como hacen en la película. Ha visto a Eva bajo una nueva luz, y siente una conexión con ella tan inexplicable como incontrolable. Lo podemos llamar amor...

‘Bichos’(1998): El sádico saltamontes colonialista

Para su segunda película, Pixar apostó por una perversa reinvención de La cigarra y la hormiga, en la que una colonia de hormigas vive intimidada por unos saltamontes que les obligan a recolectar su comida si quieren vivir. El tono cómico no debe distraernos de laabrumadora lectura política del relato: perpetuación de las clases sociales, explotación de los trabajadores y, sobre todo, el miedo de la clase dominante ante la certeza de que si la clase obrera cae en la cuenta de que son más y más fuertes, la revolución será inevitable.

Este temor de los oligarcas queda patente en una perturbadora escena en la que el villano saltamontes Hopper asesina a tres secuaces para demostrarle al resto que las hormigas deben vivir amenazadas para ser productivas, y de paso se asegura de que ningún esbirro se le amotine.

Tras desarrollar conceptos universales tan ambiciosos como genuinamente originales (juguetes con sentimientos, monstruos con sentimientos, robots con sentimientos), Pixar da ahora un salto mortal con Del revés (Inside out), la que ya es considerada una de sus mayores obras maestras: sentimientos con sentimientos. La película tiene lugar en la cabeza de una niña, y promete nuevas escenas de caluroso calado adulto como esta, un ilustrativo ejemplo del subconsciente y el psicoanálisis.

Publicado en Enfocados en educar
Viernes, 17 Julio 2015 00:00

Excursiones educativas en familia

Ahora que ha terminado el curso escolar y los niñ@s disponen de más tiempo libre es un buen momento para desarrollar actividades en familia. Os proponemos diversas ‘excursiones’ donde los niños pueden aprender sobre dinosaurios, los celtas o los romanos de forma divertida. Además, en algunos hay talleres didácticos para los más pequeños.

Educación 3.0

Parque dinosaurio en el MUJAEl Museo del Jurásico de Asturias (MUJA) descansa en lo alto de una colina en San Juan de Duz-Colunga, frente a ‘La Costa de los Dinosaurios’, un edificio en forma de gran huella tridáctila (que también podría verse como un nido con tres huevos). Cada espacio está dedicado a un periodo mesozoico: Triásico, Jurásico y Cretácico, siendo la colección de vertebrados del Jurásico la más completa de España. Se muestra la evolución de la vida en la Tierra desde sus inicios hasta la llegada del hombre, con ejemplares de un esqueleto parcial de cocodrilo marino, parte de la mandíbula de un pequeño ictiosaurio, una ulna (equivalente a nuestro cúbito) de braquiosáurido de 1,25 m de longitud, un esqueleto parcial de Estegosaurio, diversos huesos de Plesiosaurios, numerosos restos óseos de tortugas marinas y varios ejemplares incompletos de peces. Dispone de talleres didácticos para los más jóvenes (4-11 años) sin necesidad de formar un grupo. Diversas actividades programas en verano, como espectáculo entre dinosaurios, visitas guiadas a la litoteca o una conferencia sobre meteoritos.

Castro del Monte de Santa TeclaLa huella de los celtas se vislumbra en numerosos vestigios de piedra de la mitad noroeste peninsular. Galicia aglutina la mayor muestra arquitectónica y arqueológica celta, y el Castro del Santa Tecla (o Santa Tegra), en la localidad fronteriza de La Guardia (Pontevedra) es quizá, el mejor conservado. Se sitúa en la desembocadura del Miño, a más de 300 metros de altitud y fue poblado hace 2.000 años. Sólo a partir del siglo XIX comenzó el interés por estos restos detallándose multitud de objetos de todo tipo, que acabaron en los años 50 en lo que iba a ser un restaurante para romeros y hoy museo.

Mérida romana. El conjunto arqueológico de la Colonia Iulia Augusta Emerita romana es uno de los más ricos y mejor conservado, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: su circo, el teatro y el anfiteatro, algunas villas y la necrópolis conforman un buen itinerario para los amantes de pasear las ruinas bajo el sol. También existe la opción del aire acondicionado y tenerlo todo reunido y ordenado en las salas del museo de arte romano en el centro de Mérida, edificio diseñado por Rafael Moneo y que acoge la colección procedente del antiguo museo arqueológico creado en 1838 en plena fiebre romántica, por lo que se guardan bastantes buenas piezas. Es también centro investigador y difusor de la cultura romana, celebrando congresos, coloquios, conferencias, cursos, exposiciones y otras muchas actividades de ámbito nacional e internacional.

Grutas de El Águila. Pasillos franqueados de estalactitas y estalagmitas de extravagantes figuras, y sobre todo una temperatura constante de 20 grados que contrasta con el exterior, es otra opción veraniega para los amantes del arte espeleólogo. Esta cueva turística situada en Ramacastañas, a 9 Km de Arenas de San Pedro (Ávila) en el valle del Tiétar, figura en cualquier ranking de las mejores en España. Descubierta hace medio siglo por unos chavales, ofrece un recorrido de alrededor de un kilómetro cuajado de formaciones geológicas de caliza cristalina de 50 millones de años de antigüedad. A destacar ‘La Gran Sala de la Caverna’ con 20 m de altura y sus formaciones, como columnas, estalactitas y numerosas capas de arcilla que cubren las galerías siguientes, sobrecogedoras con la luz indirecta. Cabe destacar que el paraje sigue vivo, debido a una humedad que llega al 95%, por lo que las formaciones siguen transformando las naves.

Castillo de Fuensaldaña. Castillo del siglo XV construido como residencia señorial por la intrigante familia Vivero. Interiormente la edificación formaba una ‘U’ alrededor del patio de armas, pero su dilatada construcción impidió la ejecución completa del proyecto inicial no alcanzando la altura prevista en proporción con la torre del homenaje. Fue restaurado por la Diputación Provincial para convertirlo en parador turístico, uso que no llegó a tener, y luego cedido para sede de las Cortes de Castilla y León, que tampoco halló lugar, aunque sigue habilitada la sala del hemiciclo para las visitas escolares y demás actividades. Durante este verano, los sábados noche hay visita teatralizada a la luz de las velas donde cinco personajes ‘muy siniestros’ darán vida a una intrigante historia de misterio con toques de terror. También hay un circuito teatralizado pensado para el público infantil, ‘La aventura de la corona’, donde los niños se trasladan a la época medieval e interactúan con los actores.

Publicado en Enfocados en educar
Página 1 de 2

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información

x

Información MEP

Déjanos tu email y te escribiremos para comunicarte los eventos que organizamos.