Viernes, 26 Mayo 2017 | Login

Carmen Perdices, con más de 30 años de experiencia docente, reflexiona en esta entrevista sobre  la importancia de las Escuelas de Padres. Se define como  maestra, madre de familia y una enamorada de la orientación familiar. En el IES Duque de Rivas, en Rivas-Vaciamadrid,  atiende a niños con necesidades especiales y en la Universidad Rey Juan Carlos imparte  la asignatura “Atención a la Diversidad” a futuros profesores. La educación es su vida. “Estoy convencida de que he tenido la suerte de trabajar en algo que es lo más importante para mejorar el mundo”.

¿Qué significa ser orientadora familiar?

La orientación familiar la descubrí cuando mi hijo mayor era pequeñito acudiendo, como ahora acuden muchos padres y madres, a sesiones para recibir herramientas que nos ayudaran en nuestra función de educadores. Para mí fue un descubrimiento el darme cuenta que en una familia donde se ríe y hay humor es mucho más fácil educar.

Ahora soy yo la que ayudo a formar a otras familias, a favorecer que los padres asuman y ejerzan de forma positiva y eficaz su papel de guías de sus hijos en cada etapa de desarrollo para que puedan ser felices. También se les ayuda a generar recursos y estrategias para abordar las situaciones que les preocupan. El objetivo de la Orientación Familiar, es que los hijos sean felices y esto es  un proceso en el cual los padres podemos hacer mucho.

¿Cómo se realiza esta ayuda a los padres y madres de la escuela pública?

Esto lo hacemos a través de la organización de talleres, de Escuelas de Padres... Además desde esta perspectiva se considera que aumenta la capacidad de coordinación entre familia y el centro.

¿En qué consisten esas Escuelas de Padres?

Todos los padres quieren hacerlo bien y lo que se les proporciona son herramientas. Las Escuelas de Padres constituyen una actividad fundamental dentro de MEP. Están orientadas a facilitar a las familias con hijos en la escuela pública, a que participen activamente en la educación de sus hijos. Para ello se les dota de estrategias educativas, que les ayuden a abordar las dificultades con las que se encuentran en el día a día, para alcanzar metas o para resolver situaciones de conflicto. Y todo ello a través de una formación continuada. Igualmente se estimula la cooperación entre padres y profesores de los centros escolares.  Toda esta información se encuentra en la web de MEP.

Yo conozco MEP desde hace mucho tiempo  por compañeros/as  y coincido con su filosofía:   mejorar la sociedad por medio de la educación y el progreso de las personas. Principios de respeto, de trabajo en común de padres y profesores, de buscar las cosas que nos unen en educación por encima de las ideologías o sistemas corporativos…todos estos aspectos,  considero que son  la clave de la mejora de la educación.

En estos momentos soy la coordinadora de las Escuelas de Padres que Mejora tu Escuela Pública imparte en centros escolares. Y si estoy colaborando en estos temas es porque creo que la orientación familiar  es una gran ayuda. Y compartir y formarte con otros padres es de las mejores cosas que voy descubriendo; amigos con los que compartir  inquietudes, ilusiones, preocupaciones y esto es una maravilla. Te vas relacionando con padres y madres que tienen las mismas inquietudes que es  hacer felices a los hijos.

Las familias …¿tienen una actitud participativa?

La experiencia es muy positiva. Los padres están interesados en educar a sus hijos y quieren hacerlo bien.  Necesitamos más optimismo… más  confianza en que podemos cambiar las cosas y que las personas somos susceptibles de mejorar.

A veces pido algún profesor que pase a sus  alumnos una encuesta donde les pregunto por la relación con sus padres: sobre las cosas que cambiarían en su familia, normas que les parece bien, etc…

Las respuestas que salen con regularidad son que están contentos, que  entienden las normas que les ponen; les admiran porque son trabajadores, pacientes… En definitiva, los hijos/as son generosos a la hora de valorarnos. Lo que los hijos/as piden es tiempo, comprensión…

Lo más  emocionante  es cuando los padres descubren como son sus hijos, lo que necesitan y lo importante que son para ellos y la gran oportunidad que tienen en ayudarles.

Como padres  lo mejor que podemos hacer es que preguntarnos qué hijo le voy a dejar a este mundo.

Publicado en Entrevistas
Viernes, 27 Febrero 2015 00:00

la especificidad del talento

Santiago Petschen nos habla de que cada alumn@ tiene un talento especifico que el profesor tiene que favorecer su descubrimiento

Publicado en Jornadas MEP
Jueves, 12 Febrero 2015 00:00

La clase ámbito de formación

Conferencia de Santiago Petschen, catedrático de Relaciones Internacionales, en la VI jornada anual de MEP: EDUCAR, UN RETO

La clase es el  ámbito de formación que trasmite la experiencia del profesor transformándola en experiencia de los alumnos. Para ello es importante, entre otras cosas, que  tenga  una dimensión artística y se busque la  especificidad del talento del alumno... ver vídeo

 
Publicado en Jornadas MEP

Gabriel Fernández Rojas, presidente de Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, ha inaugurado la VI jornada Nacional

El IES Ramiro de Maeztu ha reunido numerosos profesionales de la educación pública en la jornada “EDUCAR, UN RETO”, organizada por la asociación: Mejora tu Escuela Pública

Francisco Javier Jiménez Leube, ha agradecido  a la asociación MEP la organización de la jornada y la labor del profesorado de los centros públicos

Santiago Petsche Verdaguer, catedrático de Relaciones Internacionales, en su conferencia que llevaba por título La CLASE, AMBITO DE FORMACION, ha dejado claro que los profesores  que imparten clase han de ser expertos en su materia… pero también ser capaces de sintetizarla, ordenarla y estar preparados para comunicarla. Por otra parte, las actividades humanas a las que se les inyecta una dimensión artística tienen un impacto mucho mayor. Y si no ahí tenemos Masterchef. Premios para la cocina, el diseño, el dibujo, la moda… Todo tiene su espacio televisivo. Para la clase…, una actividad dedicada a formar las inteligencias, los valores y las sensibilidades científicas y culturales, brillan por su ausencia los concursos, los premios y el reconocimiento del público. El que la docencia no esté presente en el ámbito social, como lo están otras artes, hace que no exista una cultura a favor de la exigencia a la hora de dar una buena clase como una obra de arte.

Publicado en Noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información

x

Información MEP

Déjanos tu email y te escribiremos para comunicarte los eventos que organizamos.