Imprimir esta página
Moneyball: Rompiendo las reglas

Moneyball: Rompiendo las reglas

TÍTULO: MONEYBALL: ROMPIENDO LAS REGLAS

DIRECTOR: Bennett Miller

GUIÓN: Aaron Sorkin, Steven Zaillian

INTERPRETACIÓN: Brad Pitt, Jonah Hill

El guión está basado en una historia real, la del protagonista de la película, Billy Beane (Brad Pitt), director del equipo de béisbol, Oakland Athletics.

Billy Beane dirige un equipo que ha hecho una gran temporada en 2001. El pequeño presupuesto de que dispone el equipo obliga vender a tres de sus jugadores estrella, para poder sobrevivir. Las dificultades para formar un equipo competitivo para la temporada 2002 y su encuentro con Peter Brand, un joven economista graduado en Yale con ideas radicales sobre la forma de evaluar a los jugadores, le empuja a cambiar de estrategia, y en lugar de buscar jugadores de fama, apuesta por poner en práctica las revolucionarias ideas de Brand, para estructurar el equipo. Brand utilizando complejos cálculos matemáticos y el análisis estadístico aplicado al deporte, selecciona a jugadores basándose casi exclusivamente en su porcentaje de base. Así reúne a un equipo de jugadores infravalorados con mucho más potencial del que se les reconoce y a un precio mucho más económico que las grandes estrellas.

Comienzan la temporada con malos resultados, por lo que Beane es fuertemente criticado. Pero Beane convence al propietario del equipo a mantener el rumbo, y con el tiempo el equipo comienza a mejorar hasta el punto de que los Atléticos ganan 20 partidos consecutivos, estableciendo el récord de la Liga Americana.

La película más que de béisbol, habla de trabajo, de confianza, de familia, de tesón, de éxito, de fracaso, de superación de barreras, no solamente personales, mediante la defensa férrea e inquebrantable de la idea de que las cosas pueden cambiar con la convicción, el coraje y el valor necesario. Y también habla de matemáticas, de cómo se aplican las matemáticas a la vida real.