Domingo, 09 Mayo 2021 | Login

Animación a la lectura

  Un niño ha nacido

Jindra Capek Madrid: SM, 1984; 26 pp.; col. Cuentos de la torre y la estrella; trad. de Marinella Terzi; ISBN: 84-348-1482-X. 6 años: primeros lectores. Álbumes ilustrados.

Una de las noches de su viaje, los tres Magos se hospedan en casa de Yorim, el hijo de un pastor. Yorim, impresionado por lo que oye, toma el mismo camino y se deja guiar por la misma estrella que conduce a los Magos. Al igual que los Magos, va contando a muchos la noticia y recogiendo distintos encargos para cumplir cuando llegue junto al Niño. Habrá momentos en los que la estrella palidecerá, pero Yorim conseguirá llegar a su meta.

   Nasrudín

Rébecca Dauttremer. Texto de Odile weulersse Madrid: Edelvives, 2006; 30 pp.; trad. de P. Rozarena; ISBN: 84-263-6124-2. 6 años: primeros lectores. Álbumes ilustrados.

Pueblo árabe. Un padre y su hijo van por tres veces al mercado con un burro: una vez son criticados por ir el padre montado y el niño a pie; otra por ir el niño encima y el padre a pie; otra por ir ambos encima; otra por ir ambos a pie... En esta versión de la historia es el chico quien, afectado por los comentarios que oye, va pidiendo a su padre cada vez el ir de una manera distinta y el padre, siempre serenamente, acepta la sugerencia para conseguir que su hijo, al final, saque por sí mismo la lección.

 

   Nuestros niños. Escenas de la ciudad y del campo

Anatole France Barcelona: Olañeta, 2002; 43 pp.; ilustr. De M. Boutet de Monvel ; trad. de Francesc Gutiérrez; ISBN: 84-9716-156-4. 9 años: lectores niños. Narrativa: Vida diaria.

Nueve pequeños relatos. Paquita, a quien su abuelita dice que no trate con pilluelos cuando la manda a un recado, pero que sí se para con el hijo del jardinero. Una descripción del aspecto que tienen distintos niños y de las ilusiones que se ocultan en su interior es el pretexto para El baile de disfraces. Igual que La escuela, quizá el mejor de todos estos textos, una especie de pintura humorística del trabajo que se toma la maestra, Sta. Genseigne, para mantener a todas las niñas inmóviles y con la cabeza recta y verter en ellas sabiduría y buenos modales. María es una niña pequeña que coge flores y a la que su niñera ha prohibido llevárselas a la boca. La flauta de Pan habla de tres niños que contemplan a un vendedor de baratijas. La cuadra de Rogelio trata sobre un niño que cuida sus caballos de madera. El valor describe cómo Federico pierde miedo a un perro debido a las pullas de Luisita. El día de recepción de Catalina, o la recepción que la protagonista monta para sus muñecas. Los pequeños lobos de mar habla de qué ven en el mar, cuando lo miran, los hijos de marineros.

   Nuestras hazañas en la cueva

Thomas Hardy Madrid: Escuela Española, 1987; 131 pp.; col. Caballo de cartón; ilust. de  Mª Cruz López; trad. de Juan M. San Miguel; ISBN: 84-331-0356-3; agotado. 9 años: lectores niños. Narrativa: Intriga y misterio.

Mediados del siglo XIX. Un chico de trece años, Leonard, cuenta lo sucedido durante un verano que pasó en West Poley. Un primo suyo, Steve, dos años mayor, le convence de que le acompañe a explorar las cuevas que horadan los montes Mendip. Por ellas transcurre una corriente de agua que los chicos cambian de curso. Al volver al pueblo descubren que han dejado a su pueblo sin agua..., y que se la han proporcionado a East Poley. Y las cosas se complicarán más todavía.

   El príncipe y el mendigo

Mark Twain Madrid: Palabra, 1990; 216 pp.; col. Astor; trad. de Gloria Esteban; ISBN: 84-7118-728-0. Otra edición en Madrid: Anaya, 2005, 8ª impr.; 351 pp.; col. Tus Libros; ilust.  Frank thayer Merryll, John J. Harley y L. S. Ipsen; trad. y notas de Juan Manuel Ibeas y Fabián Chueca; ISBN: 84-207-3597-3. 12 años: lectores adolescentes. Narrativa: Aventura.

El joven rey Eduardo VI de Inglaterra intercambia su papel con el mendigo Tom Conty. Siendo mendigo, el joven rey aprenderá muchas cosas de la vida y sentenciará que «el mundo está mal hecho. Los reyes deberían asistir a la escuela de sus propias leyes para aprender en ella un poco de caridad». Y, recobrado su papel de rey, le gustará contar su historia «para no olvidar nunca su triste significado y mantener vivas en el corazón las fuentes de la misericordia».

   Perdidos en la nieve

Mari Sandoz.Mallorca: Olañeta, 1995; 47 pp.; col. Hesperus. trad. de Ángela Pérez; ISBN: 84-7651-214-7. 12 años: lectores adolescentes. Narrativa: Vida diaria.

En medio de una tempestad de nieve, un autobús escolar vuelca. La maestra y los niños se refugian en un cobertizo que fabrican entre unos árboles. Durante varios días sobreviven como pueden, mientras afloran las tensiones.

 Es un relato que recoge un hecho real que sufrió una sobrina de la autora en enero de 1949. Están bien plasmados los distintos comportamientos en esa situación límite: las quejas de unos contra otros, los comportamientos egoístas, la tensión de la maestra con el conductor, que varias veces amenaza con salvarse solo pero que al fin se queda y ayuda.

   El principito

Antoine de Saint-Exupéry Barcelona: Salamandra, 2001, 2ª ed.; 95 pp.; ilust. del autor; trad. de Bonifacio del Carril; ISBN: 84-7888-665-6. 15 años: lectores jóvenes. Narrativa: Fantasía.

El narrador, piloto, sufre una avería en su avión y debe aterrizar en El Sahara. Allí encuentra un chico que ha llegado de otro planeta: el principito. Conviven durante ocho días. Dialogando con él, el piloto profundiza en su conocimiento propio y en el del corazón de los hombres.

 Matar un ruiseñor

Harper Lee.Barcelona: Nuevas ediciones de Bolsillo, 2002; 448 pp.; col. Jet; trad. de Baldomero Porta; ISBN: 84-8450-855-2. 15 años: lectores jóvenes. Narrativa: Vida diaria.

Años 1935 a 1937. Maycomb, «una población antigua y fatigada», del estado de Alabama. Atticus Finch, un abogado viudo, defiende a Tom Robinson, un negro acusado de un delito que no ha cometido. Sus hijos, Jem y Scout, de doce y ocho años, presencian y juzgan tanto la actuación de su padre como las reacciones de sus vecinos y amigos. Verán que los hombres honrados de Maycomb rinden a su padre «el tributo más grande que podemos rendir a un hombre: poner en él la confianza de que obrará rectamente». Otros les harán sentir el peso de sus prejuicios raciales y, en esos días, conocen por fin a un misterioso vecino, Boo Radley, un hombre recluido en su casa y temido por todo Maycomb.

Matar un ruiseñor es un relato que muchos consideran magistral: contiene sentido del humor, penetración en el mundo interior de los niños, agudeza en la observación de la realidad y en la crítica social, muchas apreciaciones valiosas acerca de cómo debe ser una educación liberal y a la vez exigente. Es la hija de Atticus, Jean Louise Scout, la que cuenta con lenguaje rico y ágil lo sucedido, desde su perspectiva y la de su hermano Jem. La narración rebosa encanto y deja un poso de simpatía y bondad, sin atenuar la dureza de las situaciones que refleja. Al hilo del relato va surgiendo el pasado de Maycomb y la historia familiar de los Finch.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio, de acuerdo a tus hábitos de navegación.  Entendido   Más información